Nada hace tan rica a una nación como la diversidad cultural, es por eso que Estados Unidos, un país conformado por inmigrantes que llegaron y continúan llegando de todos los rincones del mundo, es uno de los países más prósperos y con inmensas potencialidades de crecimiento económico, cultural y social, gracias a los valiosos aportes de los diferentes grupos étnicos que lo conforman.  

Entre estos grupos, se destacan los latinos o hispanos, provenientes de por lo menos 20 países de Centro y Sur América y quienes, con 50 millones de personas, se han convertido en la minoría más grande de Estados Unidos, conformando el 15% de la población total de Estados Unidos (Censo 2010).

Hispanos, un motor para la economía

Los hispanos son un motor para la economía estadounidense, no solo resaltan por la creación de empresas y puestos de trabajo, sino que también le dejan al país enormes ganancias, gracias a que en impuestos pagan más de lo que cuestan sus beneficios (Instituto Urbano, 2006). Esto sin contar la dinamización de la economía, debido a su poder adquisitivo, resultado de su laboriosidad y responsabilidad.

Actualmente, con la llegada de una gran parte de la población estadounidense a la edad de retiro (los llamados baby-boomers que hacen parte de la explosión demográfica que se presentó tras la II Guerra Mundial), los hispanos, que son la población más joven y de mayor crecimiento, juegan un papel fundamental en el reemplazo de esta fuerza laboral y “se estima que con una reforma que regularizara el mercado laboral y permitiera un pleno aporte a la economía de los inmigrantes hispanos, la economía de Estados Unidos podría crecer a una tasa anual del 3%, frente a un 2.5% de las estimaciones actuales. Y los hispanos serían responsables de un 75% del crecimiento del empleo en el país” (Univisión).

De acuerdo con la organización FWD.us, fundada por Mark Zuckerberg y Joe Green y que promueve una reforma migratoria que le permita a la población inmigrante y a todo Estados Unidos crecer y ser más competitivo, la reforma reduciría el déficit federal en 897 billones de dólares en 20 años y crearía 3.22 millones de trabajos.

Según la directora de políticas de esta organización, Efe Alida García, “los inmigrantes siempre han sido parte integral del éxito de Estados Unidos, sin importar su estatus migratorio”, sin ellos “Estados Unidos estaría completamente devastado económicamente”.

Una herencia con mucho sabor

Cabe volver a recordar que los hispanos no solo ofrecen su fuerza laboral, llegan al país con muchos sueños y traen sus tradiciones, sus valores, su fuerte sentido de unidad, compañerismo y lealtad. Por este motivo, cada año, del 15 de septiembre al 15 de octubre, se celebra el Mes de la Herencia Hispana o Mes de La Hispanidad, para reconocer los grandes aportes de esta población en todos los ámbitos, como en el idioma, la cultura, el arte, los deportes, la ciencia, la gastronomía… la lista podría nunca terminar.

Tal vez a cualquier estadounidense le cueste imaginar su país sin la comida latina, sin las fiestas y celebraciones de la comunidad hispana o sin salsa, bachata y vallenatos, por eso aquí, ¡se habla español!

En Viventa, como tú, ¡somos orgullosamente latinos, orgullosamente colombianos”. Hablamos tu idioma, te entendemos y estamos listos para ayudarte a comprar tu vivienda en Colombia, obtener un crédito hipotecario, abrir tu cuenta de ahorros o gestionar tu pensión en Colombia. Si quieres saber más, ingresa a https://viventa.co o llámanos gratis al 1.877.848.3265