Después de más de 100 días desde el primer caso confirmado de Covid-19 en Colombia y luego de un aislamiento social de 83 días que ha afectado la economía, el empleo y la salud mental de millones de personas, el proceso gradual de desconfinamiento y la tan esperada reactivación económica siguen su curso.

Los expertos aseguran que lo peor de la pandemia ya ha pasado y que los escenarios catastróficos planteados en marzo felizmente no se darán (como el colapso del sistema de salud o un número exagerado de muertes). Pero si algo ha caracterizado a esta pandemia es la incertidumbre, así que sería un error cantar victoria definitiva sobre la Covid-19. 

Es por esto que, en medio de la reapertura y relajación de las medidas de aislamiento social, se habla de una nueva normalidad, un periodo de transición que tiene como fin descartar un repunte serio en infecciones o muertes cuando se levanten las restricciones sociales y económicas y la gente empiece a retomar sus actividades.

¿Cuánto durará la nueva normalidad? 

Realmente nadie lo sabe. Puede que aún no se hayan presentado escenarios catastróficos, pero después de un gran terremoto usualmente vienen las réplicas, y con esta nueva normalidad los gobiernos quieren analizar si realmente podemos controlar el virus con más personas en las calles. Hay que decir que se han presentado nuevos brotes del virus allí donde se han relajado las medidas, así que, de lo único que podemos estar seguros es que esta nueva normalidad dependerá del comportamiento de la pandemia, el cual a su vez dependerá en parte del comportamiento de todos nosotros.

¿Qué nuevos sectores serán los próximos en abrir?

A principios de este mes el gobierno les dio luz verde a la actividad minorista en general para que llevara a cabo planes piloto de apertura con los protocolos obligatorios de seguridad, que a la larga serán la base de esta nueva normalidad: uso de tapabocas, medición de temperatura, desinfección de manos y suelas en las puertas y con aforo de 30% de su capacidad. 

Este 14 de junio el Gobierno ha firmado un nuevo decreto que le da vía libre a varios de los sectores más castigados por el virus, como aeropuertos locales, restaurantes e iglesias, para reanudar sus actividades. Obviamente estos sectores también deberán seguir los mismos planes piloto y protocolos de seguridad para poder abrir. Esto abre una puerta para que el sector turístico del país sea uno de los próximos en retomar actividad, aprovechando una posible reanudación de vuelos nacionales y el libre movimiento de personas por el territorio.

¿Qué pasa con el regreso a clases de los estudiantes?

Una gran discusión que se viene es el regreso a clases de alumnos en colegios y universidades. Por ahora, los meses de junio y julio seguirán con el mismo modelo virtual, y desde agosto se espera recuperar presencialidad en las aulas. 

Lo que es claro es que el modelo que se viene en la educación es el de alternancia, o sea, combinar actividades virtuales y presenciales. Para esto, el Gobierno ha diseñado un pliego de lineamientos que será discutido con los rectores de colegios y, sobre todo, con los padres de familia, que en últimas serán los que decidan si mandan a sus hijos de vuelta a clases. Estos lineamientos contemplan, entre otros, cambios en horarios, instalaciones y número de alumnos por clase. Por su parte, muchos alumnos universitarios han dicho que no piensan pagar las altas matrículas por clases virtuales, así que se viene una gran discusión para el segundo semestre del año.  

¿Cómo va la construcción?

El sector de la construcción fue el primero en abrir en Colombia, así como en otros lugares en el mundo, y los expertos empiezan a ver signos de recuperación. Por ejemplo, las cifras en rubros como pago de nómina o porcentaje de obras iniciadas son alentadoras, si se tiene en cuenta que estos índices alcanzaron niveles realmente catastróficos durante marzo y abril. 

Cabe mencionar que desde el 1 de junio se retomó la comercialización en las salas de venta de manera gradual, con protocolos, citas previas y control de aforo, entre otras medidas, en el 90 por ciento de las ciudades.

¿Cómo va el desconfinamiento en Estados Unidos y España?

La “nueva normalidad” en España se aplicará en todo el país cuando finalice el estado de alarma, el próximo 21 de junio, y hasta que el Gobierno estime que se ha superado la pandemia. En cualquier caso, serán las autonomías las que decidirán la superación de la Fase 3 en su territorio. Los territorios que superen la Fase 3 antes del fin del estado de alarma estarán automáticamente en la nueva normalidad, que implica entre otros puntos:

  • Uso obligatorio de mascarillas en todos los espacios, tanto cerrados como abiertos, siempre que no se pueda mantener una distancia de 1,5 metros.
  • Todas las medidas de prevención e higiene ya contempladas para establecimientos de hostelería, hoteles, comercios, centros de trabajo, hospitales, etc. siguen vigentes. El no cumplimiento de esta norma se multa con cien euros.
  • El regreso a la escuela está permitido y lo decidirán las comunidades autónomas, pero siempre guardando 1,5 metros de distancia. 
  • Se podrá volver al trabajo presencial progresivamente, pero guardando 1,5 metros de distancia y siempre y cuando las empresas puedan adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección. 
  • Los centros residenciales de personas mayores deberán estar coordinados con las autoridades sanitarias de su región y tener planes de contingencia en caso de rebrotes.
  • El futbol también ha regresado al país, aunque por ahora sin público. Las actividades de ocio y turísticas (con la libre movilidad de las personas) también estarán permitidas, siempre respetando el uso de las mascarillas, la distancia social y el volumen de ocupación requerido.

Por su parte, Estados Unidos también ha entrado en una fase de reapertura económica, pero con el mismo común denominador presente en otros países: el uso de la mascarilla, el distanciamiento social y la prohibición a grandes aglomeraciones de gente. 

  • Se ha registrado un aumento de casos en varios estados de la unión, muchos de ellos llegando a picos no antes registrados, y más teniendo en cuenta las protestas que vive el país en estos momentos. Mientras estados como Nueva York, Nueva Jersey o el noroeste han mejorado sus cifras, otros estados como Texas o Florida han visto nuevos brotes después de mostrar algunas cifras alentadoras.  
  • Cabe anotar que los viajes internacionales aún no han sido aprobados dentro de la nueva normalidad, y pueden tardar meses más, según el Dr. Anthony Fauci. 

¿Cómo disminuir el riesgo de contagio en esta nueva normalidad?

Además del uso de tapabocas que cumplan con las especificaciones recomendadas y guardar el distanciamiento social en lugares públicos, existen prácticas recomendadas por los expertos para protegernos del virus y disminuir el contagio: 

  • Lavarse las manos mínimo cada dos horas y en promedio 20-30 segundos, sobre todo cuando llegues a casa. También limpia las suelas de tus zapatos y procura cambiarte de ropa al llegar. Si compras víveres, límpialos con agua con limón o vinagre. Si recibes un domicilio, limpia los contenedores antes de usarlos.
  • Antes de subirte a tu vehículo, desinfecta las zonas de mayor contacto para evitar crear focos de infección. Un paño con agua y jabón o alcohol es suficiente para desinfectar manillas, volante, palanca de cambios, tablero, cinturones y radio. 
  • Si necesitas ir al salón de belleza, lávate el cabello en casa después del corte, así reduces el tráfico cerca del área de lavado. En lo posible llama para programar una cita y espera en tu auto o en un lugar alejado hasta que te atiendan.
  • Si vas al cajero automático, utiliza guantes desechables. En caso de no tenerlos, aplica desinfectante en tus manos terminada la transacción. 
  • Por más de que puedas salir, evita las aglomeraciones y el contacto con personas, más si tienes personas vulnerables en casa. 

¿Qué otras actividades hacen parte de la nueva normalidad?

Probablemente actividades como un apretón de manos o un beso en la mejilla pueden quedar relegadas para más adelante. Debemos estar preparados para encontrar largas filas para entrar a establecimientos públicos, puntos de desinfección cada 100 metros, espacios de aislamiento para ofrecer asistencia a quienes presenten síntomas y cámaras de calor corporal.   

En un contexto más amplio, hay tendencias que se impondrán en la sociedad. Entre ellas, podemos encontrar:

  • El teletrabajo: de hecho, se ha visto que aumenta la productividad de los trabajadores y baja los costos operacionales de las empresas. 

Esto le dará una nueva dimensión a la vivienda y zonas residenciales, aumentando su valor al largo plazo, pues muchas personas ya no tendrán que hacer commute a las zonas urbanas y verán su vivienda como un refugio. Esto ayudará a descongestionar ciudades y mejorar el medio ambiente.

  • Mayor digitalización de la economía: La pandemia ha hecho que las personas dependan mucho más de su presencia digital para realizar transacciones, trabajar, pedir un delivery o comprar en línea. Esta digitalización también se verá entre las empresas, que usarán canales digitales para vender sus productos, por ejemplo, constructoras para mostrar proyectos o concesionarias para vender autos.   
  • Nuevos hábitos en los consumidores: que ya no gastan tanto en esparcimiento (bares, restaurantes, vacaciones) y gastan más en alimentos o educación. Los hábitos financieros de seguro también cambiarán, pues la gente (y las empresas) se han dado cuenta de la importancia de ahorrar y tener finanzas saludables.

Debemos aceptar que esta nueva normalidad nos acompañará por un buen tiempo, pues el virus continúa con nosotros. Pero tampoco será indefinida, ya que ninguna pandemia ha sido eterna. Lo que sí parece ser un hecho es que, a no ser que se presenten escenarios extremos, un nuevo aislamiento preventivo tiene muy poco consenso entre gobernantes y ciudadanos, en la medida en que se puedan mantener estables los niveles de contagio y muertes.

Por lo pronto, te invitamos a que analices las oportunidades de inversión que ha dejado la pandemia y que nos visites en nuestras redes sociales y te contactes con uno de nuestros asesores para que respondan todas tus preguntas y puedas invertir en tu vivienda en Colombia.

Enlaces recomendados

9 formas de ayudar a Colombia desde el exterior

Aprovecha los 200,000 subsidios para invertir en Colombia

Si tienes cuentas pendientes en Colombia, estos alivios te pueden ayudar

Comentarios