Tras más de un mes y medio en el que la respuesta de casi todos los países ante la pandemia ha sido el cierre de la mayoría de las actividades económicas -y un distanciamiento social extremo-, algunas naciones ya empiezan a levantar gradualmente las restricciones impuestas.

Estas restricciones, planeadas originalmente para dos semanas, se fueron extendiendo más de lo previsto y -aunque aún no tenemos un panorama claro-, ya son varios los gobiernos que empiezan a relajar algunas de estas medidas, teniendo en cuenta que la idea de “normalidad” puede estar aún muy lejos.

Ante estas iniciativas, el mensaje de la Organización Mundial de la Salud ha sido claro: “la estrategia de transición para salir del confinamiento debe ser escalonada y calibrada. Esto quiere decir, entre otras disposiciones, tener el virus controlado, que el sistema de salud esté en capacidad de hacerle frente a nuevos contagios y tener medidas preventivas en lugares de trabajo, escuelas y otros sitios altamente concurridos.”

Y es que el mundo se enfrenta a una disyuntiva de la que depende no solo la salud de los ciudadanos, sino la supervivencia económica. “Si no es la pandemia la que mata a la gente, el hambre lo hará”, es el razonamiento de gobernantes que buscan conciliar las advertencias sanitarias con la apertura de algunos sectores productivos para darle un respiro a la economía.  

Por lo pronto, países como Italia, China o España han relajado sus restricciones, permitiendo que los ciudadanos salgan en horarios específicos y que algunos sectores económicos regresen a la actividad. Esto le dará una pauta al resto del mundo sobre el riesgo de la reapertura y si la amenaza de una segunda ola de infección es manejable o no. 

El particular caso de Estados Unidos

La verdad es que la manera como Estados Unidos ha respondido a la emergencia causada por el coronavirus ha dejado muchos interrogantes. Hasta ahora es el país más afectado en el mundo, con más de un millón de infectados y 67,000 decesos al 3 de abril de 2020. El sábado 2 de abril ha sido el día con más muertes, con casi 3,000. 

Y es que su esencia federalista puede causar descoordinación y contradicciones entre el gobierno federal y los estados a la hora de controlar la pandemia, lo cual sumado a su veneración por las libertades individuales ha llevado a que muchos americanos vean la cuarentena más como una violación a sus derechos personales que como un esfuerzo conjunto por evitar más muertes los cual ha creado un panorama muy difícil de controlar y que se traduce en protestas, desacatos y planes de reapertura que pueden llegar a ser apresurados.  

Por lo pronto, el Presidente Trump está decidido a reabrir la economía lo más pronto posible, y ya ha lanzado un plan de apertura de 3 fases que mantiene las órdenes de confinamiento, pero las relaja para aquellos negocios que cumplan con los protocolos de distanciamiento social señalados. 

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ha lanzado un borrador en el que explica los pasos a seguir por negocios, escuelas, iglesias, transporte público y otras organizaciones para reanudar sus actividades en medio de la pandemia. El documento está siendo evaluado por el gobierno federal, pero ofrece una idea de lo que podríamos llamar “normalidad” en los próximos meses o años: 

  • La reapertura se dará en fases, con una constante evaluación de negocios y organizaciones reactivados, un aumento en la capacidad de respuesta médica frente al virus y vigilando el número de contagios y muertes. Las restricciones a los viajes siguen en pie. Es necesario aclarar que, para la mayoría de expertos, una segunda ola de contagios es “inevitable”. 
  • Se limitarán las grandes aglomeraciones, se deberá mantener un distanciamiento social razonable (alumnos en escuelas, creyentes en lugares de culto, usuarios en el transporte público o empleados y clientes en negocios) y se deberá seguir usando tapabocas por tiempo indefinido. 
  • Los empleadores deberán proteger a los empleados con mayor riesgo de enfermedad, alentando el teletrabajo. Para estimular el regreso al trabajo, el departamento de trabajo ha determinado que los empleados “deben aceptar” la oferta del empleador para regresar a trabajar y, por lo tanto, renunciar a los beneficios de desempleo.
  • Los restaurantes deben ofrecer menús, platos y utensilios desechables; usar condimentos de un solo uso; instalar protectores contra estornudos en las cajas registradoras y evitar bares de ensaladas, bufetes y autoservicio de bebidas.
  • El testeo gratuito y generalizado entre la población, medidas de higiene como desinfectar las manos antes y después de abandonar un negocio y los rastreadores de temperatura serían más comunes.
  • Para el tránsito masivo se sugiere restringir las rutas entre áreas que experimentan diferentes niveles de transmisión e intensificar la limpieza, desinfección y ventilación de buses o vagones de metro.

Para el lunes 4 de mayo se espera que más la mitad de los estados hayan empezado con un plan de reapertura gradual. Georgia ha sido el primer estado en relajar algunas restricciones, permitiendo la apertura de bares, gimnasios, restaurantes y peluquerías. A partir de esta fecha, los restaurantes y las tiendas minoristas en Florida pueden dejar entrar a los clientes a capacidad reducida, pero no en los condados de Palm Beach, Broward y Miami-Dade, donde viven 6 millones de personas. California ha decidido esperar y ha ordenado el cierre de parques y playas. La apertura de colegios y negocios todavía tardará algunas semanas. Por el contrario, en Nueva York ya hay mucha gente abarrotando los parques de la ciudad. 

Aquí puedes ver la situación de tu estado frente a la reapertura gradual. 

¿Qué se espera en España?

En España el Gobierno determinó que el plan de desescalada del confinamiento comenzará a partir  del lunes 4 de mayo en todo el país. Excepto en Formentera (Baleares), y tres islas de Canarias, que comenzarán ese mismo día en la fase 1.

La duración máxima si todo transcurre como hasta ahora sería de ocho semanas. A finales de junio, si la curva epidemiológica sigue la misma tendencia que hasta ahora, estaríamos,  en la nueva normalidad como lo ha llamado el Gobierno al periodo posterior a la desescalada.

Te explicamos brevemente cada una de las fases, el periodo de duración y las actividades que se pueden desarrollar..

Fase 0 – Preparación (4 Mayo – 10 Mayo): 

  • Practicar deporte individual al aire libre y paseos con miembros de la misma vivienda
  • Apertura de locales con cita previa y atención individual
  • Restaurantes a domicilio y recoger en el local
  • Entrenamiento individual de deportistas profesionales

Fase 1 – inicial (11 Mayo – 24 Mayo):

  • Apertura de pequeño comercio con aforo limitado 
  • Terrazas 30% de ocupación
  • Museos con aforo limitado y sin actividades culturales 
  • Lugares de culto, aforo del 30% 
  • Entrenamiento ligas profesionales 
  • Apertura de hoteles excluyendo zonas comunes 
  • Se permiten reuniones sociales de hasta 10 personas respetando la distancia física 
  • Mercados al aire libre, con condiciones de distanciamiento entre los puestos

Fase 2 – Intermedia (25 Mayo – 7 Junio):

  • Restaurantes 33% de ocupación 
  • Cines, teatros y conciertos a un tercio del aforo
  • Caza y pesca
  • Centros educativos, únicamente para cuidado de menores de seis años , refuerzos y selectividad
  • Bodas con límite de personas
  • Campeonatos profesionales a puerta cerrada
  • Desplazamientos a segundas residencias dentro de la misma provincia
  • Apertura de centros comerciales sin uso de zonas comunes • Actividades culturales con menos de 50 personas sentadas. Si son al aire libre, menos de 400 personas sentadas

Fase 3 – Avanzada (8 Junio – 21 Junio):

  • Se flexibiliza la movilidad general manteniendo la distancia social y el uso de mascarillas 
  • Protocolos de reincorporación presencial a las empresas para la actividad laboral
  • Apertura de playas en condiciones de seguridad y distanciamiento
  • En restauración disminuirán las restricciones de aforo, pero con estricta separación entre el público
  • Se ampliará la ocupación de espacios, como el comercio, por ejemplo, hasta un 50% de su aforo
  •  Discotecas y bares nocturnos con un aforo máximo de un tercio del habitual

No toda España va a desarrollar el plan de desescalada de la misma manera, pues en cada región el número de casos es diferente. Por ello, el Gobierno contabilizará la provincia o la isla como la unidad para analizar el estado particular y el avance de cada población.

igualmente es importante resaltar que no se debe bajar la guardia, se deben seguir cumpliendo con las recomendaciones del uso de mascarilla, la distancia social y mantener las normas básicas de higiene.

¿Cuál es la situación en Colombia?

Colombia también está analizando diferentes escenarios para reactivar la economía y disminuir gradualmente la cuarentena. De hecho, el lunes 27 de abril las empresas de construcción que cumplieron con los protocolos de protección impuestos por el gobierno lograron reanudar algunas de sus actividades. La manufactura también estaba prevista para abrir ese día, pero al no cumplir los protocolos se espera que ahora sea el próximo sector en retomar actividades.

Para el viceministro de Hacienda, Juan Pablo Zárate, los sectores próximos a salir podrían ser educación, servicios públicos y transporte.

Cabe mencionar que los casos reportados del coronavirus han aumentado ligeramente al final de esta semana en el país, todo en el contexto de la re-apertura económica. 

Para el transporte público se ha fijado un límite de 35% de ocupación, lo que significa mantener una distancia de mínimo un metro entre pasajeros. Si se sobrepasa este límite, se puede cancelar el viaje. Esto ha llevado a que el gobierno le dé prioridad a la bicicleta como la mejor alternativa de transporte en estos momentos. 

También ha habido una disminución en las restricciones a la hora de hacer deporte, y se le ha permitido a las personas hacer ejercicio como caminar, trotar, correr y montar bicicleta en un radio de 1 kilómetro del lugar de residencia y en un horario de 5:00 am a 8:00 am. 

Recordemos que el aislamiento preventivo obligatorio va hasta el 11 de mayo, fecha en la que el gobierno debe tener decidido si habrá otra prolongación de la cuarentena o si, por el contrario, se puede seguir reabriendo la actividad económica como ha sucedido en algunos estados de Estados Unidos. 

En Viventa queremos seguir apoyando a la comunidad en estos momentos de incertidumbre, así que seguiremos ofreciendo información oportuna y respuesta a cualquier inquietud que tengas en estos momentos. Por lo pronto, mucho ánimo y salud, y si tienes más recursos de utilidad para la comunidad latina, ¡compártelos con los demás!

Enlaces recomendados

Si tienes cuentas pendientes en Colombia, estos alivios te servirán

10 consejos para cuidar tu salud (y tu empleo) durante la pandemia

Porque invertir en el mercado inmobiliario es una buena idea durante la pandemia

Comentarios