Contar con los recursos necesarios para el retiro es una de las metas financieras más importantes que todos tenemos ya que nos permite vivir la madurez de una manera plena y sin tener que depender de nuestros familiares. 

Sin embargo, el panorama económico ha ido cambiando apresuradamente y retirarse ya no es lo que alguna vez fue para nuestros padres o abuelos y presenta nuevos retos. Algunas de las circunstancias que han cambiado son:

  • El aumento en los costos de atención médica 
  • La eliminación de muchas pensiones privadas 
  • El costo de vida aumenta más que los ingresos de los trabajadores, lo que a su vez genera un mayor endeudamiento
  • Un sistema social y fondos de pensiones insolventes a mediano plazo
  • Una esperanza de vida cada vez más larga 

Esto hace que obtener una buena jubilación pueda ser un arduo y largo camino que no todos pueden completar.   De hecho, la mayoría de los estudios muestran que los estadounidenses no están ahorrando lo suficiente para su retiro. De los latinos, solo el 26% tiene ahorros en un plan de retiro. 

Esto lleva a muchos a preguntarse si lo que están ahorrando para su jubilación será suficiente, o si deberán seguir trabajando y ahorrando por algunos años más o incluso retirarse en el exterior ante la posibilidad de no poder cubrir una larga vejez. 

¿Por qué es importante planificar para el retiro?

  • La planificación para el retiro no debe ser un tema exclusivo de personas llegando a él. De hecho, entre más antes se empiece, más tiempo tienen los ahorros para crecer. 
  • Los beneficios del Seguro Social no son suficientes para llevar esa vida digna que buscamos en la jubilación. Si bien podemos ahorrar y gastar menos, la idea es que nuestro estilo de vida no sufra demasiado en nuestros años dorados. 
  • Planear nuestro retiro no es un proceso estático, ya que nuestro nivel de ingresos y necesidades pueden variar con el tiempo.

¿Cuánto se debe ahorrar para tener un buen retiro?

Una buena y temprana planeación nos pueden ayudar a responder esta pregunta, ya que hay varios factores a tener en cuenta:

    • La edad en la que empezamos a ahorrar y en la que esperamos retirarnos, además del ingreso mensual esperado.
    • Los gastos durante del retiro pueden ser menores a los actuales (no hay hipoteca, ahorro para el retiro o gastos relacionados al trabajo), aunque para muchos los gastos médicos y los seguros pueden aumentar (dependiendo en parte del cuidado que le demos a nuestra salud hoy).
    • Otros gastos (deudas, vacaciones, remodelaciones, cuidado prolongado, hijos regresando a casa) e ingresos futuros (empleo part-time, cuentas de retiro, inversiones o rentas de propiedades).
    • Como regla simple, debes ahorrar 10 veces tu ingreso bruto antes de impuestos al momento de retirarte para reemplazar el 45% de tus ingresos antes de impuestos. Por ejemplo, si tu salario es de $50,000 antes de impuestos, debes ahorrar $500,000 para contar con $22,500 anuales antes de impuestos al momento del retiro. 
    • Si cubres el 45% de tus ingresos con ahorros para el retiro y los complementas con los beneficios del seguro social, estás en camino hacia un buen retiro.
    • Hay excelentes herramientas que te puede ayudar a calcular tu retiro.

¿Cómo se puede planificar un buen retiro?

  • Empieza lo antes posible: Entre más rápido comiences más podrás usar el poder del interés compuesto a tu favor. Si estás en tus 30s o 40s y no has empezado, empieza a ahorrar igual, ya que es muy común seguir trabajando hasta los 70s, lo que significa que aún tienes tiempo.
  • También es muy importante que salgas de tus deudas y ordenes tus finanzas lo más pronto posible si quieres que tus ahorros crezcan para el futuro.
  • Aprovecha la Seguridad Social: Además de proveer un complemento necesario para el retiro, ofrece otros beneficios para discapacitados, sobrevivientes, dependientes o beneficiarios.
  • Demora lo máximo los beneficios del seguro: Si aplica, puedes retirar tus beneficios a los 62 años, pero con un 25% menos que si los retiras a la edad plena de jubilación (66 años). Si los retiras a los 70 años, recibes aún más dinero.
  • Considera invertir en fondos y cuentas de retiro: Estas son excelentes maneras de ahorrar para complementar los beneficios del seguro social. Si tu empleador iguala las contribuciones de tu plan 401 (k), trata de contribuir lo suficiente para aprovecharlas al máximo. Después de cumplir 50 puedes aportar contribuciones adicionales para aumentar tu ahorro.
  • Diversifica tus ingresos: Hay muchas maneras de obtener otras fuentes de ingresos, pero con las buenas perspectivas de negocios en Colombia y un dólar alto, la inversión en vivienda en Colombia es una buena oportunidad para los colombianos residentes en el exterior.
  • Analiza un posible retiro en Colombia:  Cada vez más estadounidenses (y colombianos que vivimos afuera) deciden jubilarse en países donde puedan encontrar un buen servicio de salud, gran clima, gente amable y un buen estilo de vida, además de buenas perspectivas de inversión. Colombia hace parte del selecto grupo de mejores países para retirarse y es el destino natural para nosotros los colombianos residentes en el exterior.

Si estás pensando en tu retiro y quieres invertir en bienes raíces en Colombia como una manera de complementar tus ingresos presentes y futuro, nuestro equipo experto y con más de 14 años de experiencia te pueden asesorar en las mejores opciones para invertir en Colombia, de manera fácil, rentable y segura.  

 

Artículos relacionados

Cómo abrir una cuenta de ahorros en Colombia desde el exterior

Las mejores opciones para invertir en Colombia con un dólar alto

Comentarios