Al comienzo de cada año siempre evaluamos el año que acaba de terminar y nos proponemos nuevas metas y objetivos para el año que comienza. Una de estas metas es la que se refiere a la buena inversión de nuestro capital, en especial cuando tenemos como prioridad la planeación de un buen futuro financiero para nosotros y nuestros seres queridos.  En el caso de los colombianos que viven en el exterior, invertir en vivienda en Colombia es una de las alternativas más valoradas y es que el mercado inmobiliario es uno de los sectores de la economía con mayor demanda de inversión por varias razones.

Una de estas razones es el deseo por tener una vivienda en Colombia a la cual regresar algún día. Las estadísticas muestran que son muchos los colombianos que viven en el exterior y que sueñan con mantener los vínculos y retornar eventualmente a la tierra que los vio nacer para disfrutar de sus años de retiro junto a sus familiares y amigos.

Otra razón para adquirir vivienda en Colombia es poder mejorar la calidad de vida de los familiares que aún viven en el país de origen y ofrecerles un mejor inmueble donde vivir.

Por último, invertir en una vivienda y arrendarla para recibir una renta (o venderla posteriormente) sigue siendo una buena estrategia de inversión que muchos latinos en el exterior utilizan para mejorar sus finanzas personales.

Afortunadamente el mercado inmobiliario latino en los Estados Unidos ha sabido detectar estas oportunidades y ofrece grandes ventajas a aquellos colombianos dispuestos a invertir en un inmueble en Colombia para estos fines en 2018.

A esto debemos añadir que:

  • La compra de vivienda ha sido vista históricamente como una inversión más segura y rentable que otro tipo de inversiones más volátiles, ya que a diferencia de otro tipo de activos, todos soñamos con tener una casa propia y las edificaciones son bienes que la gente siempre necesitará. De igual manera, un inmueble nos brinda un mayor control sobre su uso y destino.
  • La finca raíz puede ser una inversión atractiva y segura aún en un contexto económico adverso, ya que el rendimiento que un inmueble genera en arriendo o por valorización puede ser muy competitivo si se compara con el de otras inversiones.
  • Existen modalidades de compra de vivienda – como la compra sobre planos que se han popularizado entre los colombianos en el exterior. Esto se debe a las facilidades de pago de la cuota inicial (se puede pagar hasta la fecha de entrega) y las buenas perspectivas de retorno a la inversión (el valor de la propiedad en el momento de la entrega es mucho mayor al del inicio de la construcción. Esta ganancia puede ser de hasta el 10% sobre la inversión.) Existen grandes proyectos en Colombia que ofrecen estas ventajas y que vale la pena analizar.
  • Son cada vez más los servicios inmobiliarios a los que tienen acceso los colombianos tanto en Colombia como en el exterior. La oferta de créditos, programas y productos de calidad que ayudan a las personas a conseguir un inmueble en su país de origen ha aumentado en los últimos años, lo que les permite tener acceso a grandes inversiones a precios bastante asequibles y excelentes facilidades de pago.

Coyuntura económica

La coyuntura económica también es un factor que puede favorecer la compra de vivienda en Colombia para este 2018.

Los expertos coinciden en apuntar que el 2017 no fue el mejor año para la economía colombiana. Esto se vio reflejado en una reducción de 16% en la construcción de vivienda, oficinas y centros comerciales en el tercer trimestre de 2017, además de la disminución en el consumo de los hogares en las principales zonas urbanas del país.

Sin embargo, los mismos expertos señalan que el 2018 será un año de recuperación, pues habrá un repunte en la actividad comercial y de construcción y un menor tiempo en los índices de rotación (los que determinan la cantidad de tiempo que se demora un inmueble en ser vendido o alquilado.) Esta senda de recuperación también será afianzada por un mayor crecimiento a nivel global.

El agro, el turismo y las exportaciones también han mostrado cifras esperanzadoras, mientras que la baja inflación se convierte en un salvavidas para el bolsillo de los colombianos. Esto lleva a unas proyecciones de crecimiento de alrededor de un 2,7%, frente al 1,5% del 2017. Específicamente en el sector de la construcción, los expertos vaticinan una expansión del 3,6%.

Para Mario Ciardelli, gerente general de la constructora Amarilo, 2018 será un buen año para invertir en finca raíz porque hay una gran oferta de inversión en todos los estratos y las tasas de interés están históricamente bajas.

Además, el Gobierno sigue impulsando la construcción de vivienda social y entregando subsidios a la tasa de interés para viviendas nuevas inferiores a los $320 millones, con el fin de estimular la compra hipotecaria en los estratos del uno al cuatro.

Por regiones, el departamento de Antioquia tiene la mayor oferta de casas y apartamentos con 22.522; seguido por Bogotá, con 20.241, y Cundinamarca, con 19.230. Los expertos consideran estas cifras como un paso adelante, teniendo en cuenta la reducción en la construcción de inmuebles el año pasado.

¿Qué pasa con los bienes para arrendar?

El 2018 también espera un aumento en el número de personas interesadas en arrendar inmuebles residenciales, por lo que invertir en vivienda en Colombia para alquilar presenta buenas perspectivas de negocio.

Para María Clara Luque, presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), el mercado de arrendamientos en el país es atractivo para invertir, debido a la creciente demanda, especialmente en los estratos 2,3 y 4 de las principales ciudades. Este nicho mueve cerca de $23 billones, un monto considerable que equivale a cerca del 3% del Producto Interno Bruto (PIB).

Según Fedelonjas, el número de colombianos que vive en arriendo sigue creciendo a buen ritmo. Actualmente el 44% de los colombianos de las zonas urbanas viven en arriendo, es decir 4,9 millones de hogares.

 Otros factores a tener en cuenta

Otro de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de invertir en este 2018 es la situación política en Colombia, ya que se presentarán elecciones en el Congreso, en Marzo, y en la Presidencia, en Mayo. Estas elecciones determinarán o no la consolidación a mediano y largo plazo de las políticas económicas y de paz actuales, lo que influirá en el desempeño de la economía en el segundo semestre de este año.

A esto debemos añadir la evolución de los precios del petróleo, que terminaron al alza en 2017. Los expertos creen que el repunte en la actividad económica mundial estimulará la demanda, lo que podría mantener las actuales tendencias alcistas y apoyar la recuperación de la economía en Colombia.

El desempeño de la economía estadounidense también repercutirá en la economía colombiana. En los Estados Unidos se espera que 2018 sea un año de continuación en la expansión económica, que ha arrojado buenos indicadores en el último año. Se espera un crecimiento de 2,3 por ciento en 2018, completando casi una década de crecimiento sostenido.

Como consecuencia, no se esperan cambios drásticos en la tasa cambiara entre el dólar y el peso colombiano, a pesar de la tendencia a la baja que se ha experimentado en los primeros días del año. Esto puede prolongar el buen clima de negocios inmobiliarios para los colombianos viviendo en Estados Unidos.

Si estás interesado en invertir vivienda en Colombia, en Viventa te ayudamos a encontrar proyectos en pre-construcción de acuerdo con tus necesidades o te tramitamos ante los bancos colombianos tu crédito hipotecario para vivienda en Colombia nueva o usada.  Solo tienes que visitarnos en www.viventa.co o llamarnos al 1.877.848.3265 desde Estados Unidos o Canadá.

Enlaces recomendados:

Comprar casa en Colombia, una idea atractiva para colombianos en el exterior.

Ventajas y desventajas de comprar vivienda sobre planos

 

Comentarios