Emprendedora colombianaAlba Lucía Cuartas emprendió hace 16 años un camino de crecimiento profesional y personal, el cual la llevó a comprender que hay una manera en la que todos los sueños se pueden hacer realidad.

Era un caluroso día de noviembre de 1999, cuando Alba Lucía comenzó a hacer sus maletas para empezar una nueva vida lejos del país que siempre había conocido como su único hogar, lejos de su familia, de sus lugares conocidos, de las tardes con sus amigos y de la gente amable de su ciudad. Pero cerca de nuevos caminos, nuevas experiencias, muchos aprendizajes, luchas que la cambiarían para siempre y amistades que le demostrarían que nunca estaría sola.

Sin saberlo, Alba Lucía estaba empezando a recorrer los caminos que la llevarían a alcanzar sus más grandes sueños: ser independiente, ayudar a otros y tener su propia casa.  

Al llegar a Estados Unidos, Alba Lucía se dedicó a cuidar niños y luego trabajó en unas cabinas de teléfonos, pero el atentado a las Torres Gemelas, donde se encontraban las antenas de los sistemas telefónicos, la dejó sin empleo. Sin embargo, con el tesón por el que se caracteriza, Alba Lucía supo superar este obstáculo y se vinculó con una empresa de envío de carga, donde aprendió las bases del negocio que hoy maneja.

Como buena emprendedora que es, Alba Lucía sabe aprovechar las buenas oportunidades tan pronto las reconoce y así, hace seis años, se hizo propietaria del negocio ALC Transfer, ubicado en 141 Main St, Hackensack, New Jersey y el cual se dedica a la venta de pasajes, envío de carga, servicio de notaría, recargas telefónicas y hasta un rinconcito colombiano tiene para calmar los antojos de sus clientes.

(Lee también: Un día en la vida de la emprendedora colombiana Sandra Amézquita).

En su oficina de multiservicios sus clientes han encontrado no solo a alguien que les presta un buen servicio, sino también una amiga que los escucha, los entiende y los aconseja. A Alba Lucía le encanta atender al público, “para mi es como una gran familia, uno conoce a los clientes, sus historias y busca siempre la manera de ayudarles, incluso asesorándolos con inquietudes no relacionadas con los servicios que ofrecemos”, asegura.

Alba Lucía está convencida de que sus clientes, provenientes de todo Latinoamérica, pero principalmente de Colombia, Ecuador y República Dominicana, prefieren ALC Transfer por la atención y el buen servicio. Para ella, cada persona que llega a su negocio no es un cliente más, sino alguien especial.

Uno de los logros de los que más orgullosa se siente Alba Lucía, es haber cuadruplicado los giros internacionales en su negocio, que cuando lo tomó hacía 50 giros de dinero mensuales y ahora hace más de 500. Pero, sin duda, lo que más satisfacción le genera es haber crecido y ahora poder generar empleo a dos compatriotas más.

ALC Transfer ha sido además un vehículo para alcanzar sus sueños, como ser propietaria de su casa en Estados Unidos y luego en Colombia, en donde, a través de Viventa, compró una casa campestre en las afueras de su natal Pereira, la cual financió con un crédito hipotecario que obtuvo con Bancolombia, también gracias a la gestión de Viventa.

Su satisfacción con el servicio de Viventa fue tal, que se convirtió en una importante aliada de la empresa, con la cual ya ha realizado dos ferias de vivienda que han acercado a muchos colombianos más al sueño de comprar su inmueble en Colombia.

Alba Lucía es una emprendedora y una soñadora, ella está segura de que “todo lo que uno sueña lo puede cumplir, la clave está en ser persistente, tener una meta, una ilusión y ser optimista”.

Si tu sueño es también tener tu vivienda propia en Colombia, déjanos tu correo o llámanos al 1-877-848-3265 para recibir asesoría gratuita.

Enlaces recomendados:

https://viventa.co/cinco-valores-que-debemos-aprender-de-nuestros-deportistas/

https://viventa.co/la-cocina-colombiana-y-los-emprendedores-tienen-dos-cosas-en-comun-pasion-y-sazon/