Ellas cuidan, protegen, trabajan, estudian, prueban, corrigen, administran la casa, ¡y no se les escapa ni una! La maternidad es un regalo divino, pero no es tarea fácil, especialmente cuando se está lejos del país y la familia. Como homenaje a todas las mamás colombianas en el exterior, hablamos con Elizabeth y Paola, mejor conocidas en el mundo virtual como La mamá de Nino y Mamá Intuitiva, dos mujeres espectaculares con una misión: empoderar a todas las madres que están lejos de su tierra, a través de su experiencia.

(Lee también: 5 puntos clave si vas a ser madre en el extranjero)

Elizabeth Hutchinson es una barranquillera que vive en Israel con su esposo y su hijo Nino, de 13 meses, administra una tienda de decoración y productos para el hogar y tiene dos canales de YouTube. Paola Ortiz es una abogada paisa que vive en Estados Unidos junto a su esposo, su hija perruna Olivia y Nico, su bebé de un año. Alegres, creativas y divertidas, estas madres primerizas comparten sus aventuras y aprendizajes diarios con padres alrededor del mundo. En esta entrevista hablaron de los retos de criar hijos en el exterior.

¿Cómo nacieron tus proyectos?

Elizabeth: tengo dos canales en YouTube: Colombiana en Israel, una ventana directa a mi vida en este hermoso país que muchos quisieran conocer pero tienen miedo a visitar, y La mamá de Nino, para madres primerizas en busca de información útil. Estos dos canales nacen de la idea de compartir mi experiencia con otras personas alrededor del mundo, que como yo, en algún momento recurrieron a YouTube para encontrar respuestas.

Paola: he decidido compartir mi día a día como madre primeriza viviendo en el extranjero con la intención de conectar con otras mamás viviendo experiencias similares y podernos apoyar. Me siento feliz de poder iniciar este proyecto demostrándonos a nosotras mismas de lo que somos capaces, de que no somos las únicas en esta experiencia de vida y que hay otras mujeres que se sienten igual que nosotras. Renuncié al trabajo para dedicarme a mi bebé y sacarle el máximo provecho a esta nueva experiencia.

¿Qué es lo más difícil de ser madre en el exterior, cuando estás lejos de tu familia y amigos?

Elizabeth: Definitivamente lo más difícil que me ha pasado después de ser madre, es el postparto. Es un momento en el que necesitas mucho apoyo moral y físico, en especial de tu familia más cercana. Estar tan lejos de mi mamá en esos momentos me afectó de tal manera que por querer hacerlo todo yo sola y no aceptar ayuda de nadie, terminé en el hospital; se me subió la presión y el dolor de cabeza era tenaz. Pensé que venía lo peor.

Paola: ser madre en el exterior me ha hecho reevaluar cada aspecto de mi vida, entre ellos el de adaptarme a los cambios “en soledad”. Yo en realidad no me encuentro tan sola porque tengo a mi esposo, a Oli y a Nico, pero la compañía y el apoyo que tenemos en nuestra tierra se extiende hacia nuestros hermanos, tíos, primos, abuelos y hasta amigos; es ahí donde se siente esa soledad. El solo hecho de no tener ese tipo de ayuda desinteresada y con la confianza de los míos, reta cada día esta experiencia de ser madre en el exterior. Un ejemplo muy claro es en actividades que parecerían tan fáciles como ir al baño, cocinar para una hora exacta e ingeniármelas con el bebé y sus necesidades, pues no tener a nadie quien me releve mientras el papá trabaja, es totalmente desafiante.

La 'Mamá Intuitiva' con su hijo Nico. Fotografía de Ariel Rose - Instagram: Paola Ortiz y Elizabeth Hutchinson con sus bebés Nico y Nino. *Fotos cortesía de las madres.

La ‘Mamá Intuitiva’ con su hijo Nico. Fotografía de Ariel Rose – Instagram: @arielrosephotography

¿Qué ventajas tiene ser una mamá colombiana en el exterior?

Elizabeth: ¡Sin duda alguna es ganarte todos los créditos! jajaja… Sí, definitivamente me he ganado ser madre a pulso; nadie está a tu lado diciéndote cómo lo debes hacer o qué debes hacer, es una búsqueda continua de información, es un aprendizaje junto a mi bebe desde que nació hasta el día de hoy. Con mis errores y aciertos sigo adelante, agradecida con Dios y mis padres por el amor y la dedicación durante el tiempo que viví con ellos, ellos son mi ejemplo, el mismo que le brindo a mi hijo. ¡A veces me sorprendo de pensar en cómo he hecho para dedicarle el tiempo y los cuidados a mi hijo! Él y la distancia han hecho de mí una madre que jamás me hubiese imaginado ser, y estoy completamente segura que esa “madre interior” la traía conmigo de casa. Soy el reflejo de el amor que siempre he recibido de mis padres, sobre todo de la dedicación de mi mamá.

Paola: sin lugar a duda estas situaciones nos permiten mostrar de qué estamos hechos; yo no conocería mis límites si no los experimenta. Muchas veces me he visto incapaz de poder hacer algo estando “sola” y con tanto en mis hombros, pero al final pasa el día y a manera de lección la vida es capaz de rectificar que somos capaces de todo y mucho más. La clave está en confiar.

‘La mamá de Nino’ y su bebé, el día de su primer cumpleaños.

¿Qué haces para mantener las raíces colombianas de tus hijos, transmitirles tu cultura y mantenerlos cerca de tu familia en Colombia?

Elizabeth: cocinar nuestros platos colombianos, escuchar nuestra música y mantener constante comunicación con nuestra familia en Colombia. Somos costeños, nos caracteriza la alegría, la gracia y la energía positiva en todo momento, algo que me gusta transmitirle a mi hijo. Hablamos con orgullo con nuestro acento barranquillero, para no perderlo, y en casa no dejamos de “mamar gallo” y “vacilarla” todo el tiempo… jajaja… El idioma y el acento son parte fundamental para mantener nuestras raíces colombianas.

Paola: mis raíces son las de mi hijo también, pues todo está filtrado a ellos por nuestro corazón que cree y creció en ciertas costumbres. El español es fundamental en nuestro hogar; a pesar de que mi esposo sea trilingüe y yo bilingüe, pretendemos mantener esta lengua por generaciones, aún viviendo en el exterior. Sabemos que en un futuro el contacto con el español se reducirá a la familia, pero pretendemos preservarlo y que no se vea afectado cuando él tenga más contacto con el inglés.

(Lee también: 5 mitos y ventajas de educar hijos bilingües)

¿Qué es lo que más extrañas de tu hogar colombiano?

Elizabeth: extraño la comida de mi mamá, esos platos son irreemplazables.

Paola: de mi hogar colombiano, a decir verdad, al principio extrañaba todo, somos seres de costumbres y ajustarnos a un cambio tan grande como este fue un proceso. Hoy puedo decir que más que extrañar me he acostumbrado a mi nuevo hogar que, con un toque extranjero, sigue siendo muy colombiano. Ese hogar colombianizado es el que estoy creando junto a mi esposo y mis hijos, y eso hace que ya no extrañe tanto vivir en Colombia.

Niños colombianos en el exterior

Nico y Nino, los bebés de Paola y Elizabeth mostrando sus raíces colombianas.

¿Cómo adaptas la colombianidad a tu estilo de vida y de crianza en el exterior?

Elizabeth: los israelíes suelen dejar a los niños muy pequeños en el jardín o en casas para el cuido de bebes, a veces por el trabajo y a veces por costumbre. No sé si es mi colombianidad o nuestras costumbres para ser más exactos, lo que no me permite aceptar este tipo de educación. Es por eso que mi esposo y yo nos hemos dedicado a nuestro hijo de tiempo completo, brindándole el calor de hogar hasta que consideremos prudente y necesaria la entrada al jardín. Cuando mi esposo trabaja yo cuido a mi bebe, y cuando él llega a casa yo salgo a trabajar, somos un equipo. Todavía nos falta camino en el mundo de la educación y crianza de nuestro hijo, y descubrir cómo adaptamos nuestra cultura en este proceso.

Paola: Nico crecerá bilingüe pues tiene parte de la familia en el papá en Estados Unidos y mi familia en Colombia, sin embargo siempre mantenemos conversaciones con él en español y hacemos videollamadas con la familia de Colombia, especialmente con mi mamá. ¡Con algo que no podemos fallar es con la comida! Aunque estemos en otro país, en mi casa seguimos siendo muy tradicionales y de la misma manera lo son los platos que cocinamos; eso nos hace sentir cerquita a nuestra tierra.

(Lee también: ¡Cuando el antojo ataca! Los mejores restaurantes colombianos en el exterior)

Como Elizabeth y Paola, hay miles de mamás colombianas en el exterior llevando a cabo la importante tarea de educar a sus hijos en otro país y manteniendo nuestra cultura, muchas veces en compañía de grandes hombres que están a la altura de la tarea. Todas las historias merecen ser contadas, así que si eres madre o padre en el exterior, te invitamos a dejarnos un comentario con tu experiencia, dudas y consejos en esta maravillosa labor.

*Collage de portada: imágenes cortesía de Paola y Elizabeth. La fotógrafa de Paola y Nico es Ariel Rose – Instagram: @arielrosephotography 

 

Enlaces recomendados:

Cartilla sobre nacionalidad colombiana

5 tips para fomentar el ahorro en los niños

Guía para futuros papás. ¿No saben qué comprar?

¿De qué están hechas las mujeres colombianas en el exterior?