Quizás el nombre de Ludwig Mies van der Rohe no te parezca demasiado familiar, pero, este arquitecto alemán, recordado por ser uno de los padres de la arquitectura moderna, fue también el autor de una máxima que debes tener en cuenta si quieres decorar con sofisticación, sin invertir demasiado: Menos es más.  En este artículo te daremos algunos secretos para que domines este arte y hagas de tu casa la envidia de todos.

Comunicar lo que queremos.

Menos es más, es una filosofía de vida que podríamos llamar “minimalismo” y que se traduce como la construcción de un lenguaje espacial que -con pocos elementos- logra comunicar justo lo que queremos de nosotros mismos.

Puede que suene un poco extraño hablar de lenguaje espacial y de comunicación si estamos refiriéndonos a la decoración de nuestro apartamento nuevo, pero es importante que consideres que el color de las paredes, los cuadros que cuelgues y los muebles que compres tienen su propio lenguaje y transmiten un mensaje.

Hablemos de colores  

Aunque van der Rohe se habría inclinado por el blanco, no necesariamente es bueno que todos nuestros muros estén pintados del mismo color, por lo que debemos considerar una paleta que equilibre cromáticamente nuestro apartamento y haga que nuestros visitantes, y nosotros mismos, nos sintamos a gusto.

  • Una paleta de tonos pastel te garantizará que los muros no se roben el protagonismo y combinen armoniosamente con los demás elementos que decidas introducir en tu espacio.
  • Si lo que estás buscando es escapar del blanco puro, el color hueso puede proveerte la misma sensación de limpieza y agregar una atmósfera cálida, este tono es ideal para habitaciones y áreas de circulación.
  • Ahora bien, el gris con cierto matiz azul es un color que comunica tranquilidad y que prácticamente combina con todo.  Es el tono ideal para un espacio multifacético como la sala de estar: no importará si decides decorar tus muros con pop art o litografías del siglo XIX, el ambiente estará preparado para armonizar.
  • Los colores más cercanos al rojo y el granate son ideales para configurar espacios donde la intimidad es un requisito.  Aunque posiblemente no lo quieras en tu living -pues la opacidad se robaría toda la luz-, es el tono perfecto para un lugar como el baño de visitantes o incluso la biblioteca.

El mensaje que quieras comunicar con tus muros siempre será más efectivo en función de cómo combine la paleta de colores que elegiste con el mobiliario, los cuadros y la composición de la pared: no es lo mismo el ladrillo, que el hormigón o el estuco veneciano.

El mobiliario siempre marca la diferencia

  • Intenta tener una medida de los metros cuadrados de los que dispones realmente. Si la habitación que pretendes amueblar es de cinco por cinco metros, asegúrate de que al menos el 60% del espacio quede disponible como área de circulación.
  • A veces un sofá que luce hermoso en exhibición puede fácilmente devorar el espacio de nuestra sala de estar y obligarnos a hacer piruetas para circular. No es mala idea hacer un plano de tu sala y ubicar espacialmente las cosas que planeas comprar, así como tampoco es malo hacerte preguntas como ¿realmente necesito una mesa auxiliar? ¿quiero tener un televisor en el cuarto?
  • La mayoría de los jóvenes propietarios reproducen los esquemas de organización espacial del hogar en que crecieron, aunque su rutina vital es totalmente distinta a la de sus padres, por eso es importante que consideres tus ciclos reales a lo largo de un mes cualquiera, invertir en un televisor de 52 pulgadas que no usas nunca por estar en la oficina puede ser un gasto innecesario.

“El minimalismo no se trata sólo de comprar muebles de diseño y pintar tus muros con estilo, es una actitud frente a la vida que consiste en tener solamente lo necesario y en que cada elemento que habite tu casa, tenga un significado real. Piensa por ejemplo en si realmente necesitas un comedor, o si cada vez que cenas en casa lo haces en la cocina o el sofá de la sala.”

Llevado al mundo de la moda, podríamos resumir el minimalismo con la frase célebre de Coco Chanel sobre la apariencia femenina “antes de salir de casa una mujer debería siempre mirarse al espejo y quitarse uno de los complementos”. Igual con la decoración de nuestro espacio, si quieres ahorrar y al mismo tiempo concebir un lugar sofisticado, menos siempre será más.

¿Y qué hago con los cuadros?

 

Un muro desnudo no siempre es la mejor opción. Sin embargo, si no queremos recurrir a un decorador de interiores para decidir qué cuadro deberíamos poner en nuestra sala de estar, siempre hay una herramienta disponible que es totalmente gratis: La intuición.

Si logras responder a la pregunta: ¿qué me gustaría ver un lunes en la mañana mientras tomo café antes de salir hacia la oficina? Ya tienes el cuadro exacto que deberías colgar en al menos uno de tus muros. El material del marco o si deberías usar paspartú o no, son cuestiones secundarias, lo importante es que la imagen sea significativa para ti.

En ese sentido, hay dos lugares donde puedes proveerte de buenas piezas decorativas, el primero son los mercados de las pulgas o ferias de arte locales, donde con un poco de suerte podrás conseguir una buena litografía que te inspire a levantarte cada lunes por un precio muy sensato, el segundo es Etsy, un portal de internet que aglomera a artistas y creativos de todo el mundo y donde podrás interactuar directamente con ellos hasta encontrar la pieza justa que estás buscando. No olvides estar atento también a ofertas en Craigslist, a veces encontrarás incluso piezas gratis

El truco para decorar como un profesional con poco dinero es tener siempre en mente la máxima de Ludwig Mies van der Rohe: Menos es más. No sólo te ahorrarás mucho dinero en mobiliario y objetos innecesarios, sino que lograrás conjurar un espacio en el que te sentirás cómodo y que elevará tu calidad de vida. Una de las ventajas de tener nuestra casa propia es decorarla a nuestro gusto, recuerda que en Viventa te ayudamos a comprar tu casa en Colombia desde el exterior.

 

Artículos relacionados:

¿Pensando en comprar vivienda? ¡No olvides pensar en tu mascota!

Convierte tu casa en un hogar ecológico

Consejos para decorar espacios pequeños y ser feliz en ellos

 

Comentarios