Los colombianos amamos las tradiciones de nuestra tierra, por ello es importante dejarles a nuestros hijos una buena herencia cultural.

Los colombianos estamos dejando huellas bien marcadas en el mundo con nuestras contribuciones en diversos campos profesionales, pero sobre todo como seres humanos. Somos de  tradiciones por naturaleza, recordamos con mucha nostalgia lo que dejamos atrás al momento de emigrar, sobre todo cuando se trata de las buenas memorias.  

Desde los desayunos, reuniones, paseos en familia hasta nuestros hermosos lugares, paisajes y gran diversidad cultural. Es importante sobre todo como inmigrantes que resaltemos las cosas buenas de nuestro país y que les transmitimos ese amor a nuestros hijos para que lo sigan cultivando de generación en generación. 

Nuestros herederos recibirán el tesoro más grande que le podemos brindar, el amor y la pasión colombiana que corre por nuestras venas y que aplicamos a todo lo que hacemos. Por otra parte, es bueno que ellos sepan  acerca de nuestros logros y sacrificios, que nos han llevado a donde estamos hoy en día. Algunos  aciertos y desaciertos en la vida, pero  un gran camino recorrido a puro pulso. 

Enseñémosle nuestro idioma, ¿qué mejor herencia que está?  No,  por el hecho de  que no se hable español en el país que nos encontremos viviendo  debemos olvidarlo, por el contrario, el enseñárselo y sobre todo de la forma correcta, hará que nuestros hijos  se abran caminos, será un plus en sus vidas, sobre todo a nivel profesional. 

Es una tristeza ver que algunos padres por error han evitado hablarles a sus hijos en español con la finalidad de que logren más rápidamente aprender el idioma y adaptarse al país a donde emigraron. Pero resulta que los chicos tendrán la oportunidad de aprender rápidamente el nuevo idioma con sus amigos y profesores en la escuela, mientras que nuestro deber como padres es inculcarles el español y que se sientan muy orgullosos de él. 

Que sepan de las riquezas que posee nuestra tierra, su hermosa flora y fauna y esa gran diversidad de especies que nos hacen únicos a nivel mundial. No por nada ocupamos el primer lugar en especies de aves y orquídeas. Y somos el segundo país en el mundo con mayor riqueza de plantas, anfibios, mariposas y peces de agua dulce. Además, ostentamos la tercera posición en número de especies de palmas y reptiles y el cuarto lugar en mamíferos. Un paraíso tropical. variados climas, montañas, ríos, mesetas, altiplanos, dos mares etc. Unos paisajes difícil de olvidar impresos por los fotógrafos más famosos del mundo que disfrutan de esta maravilla natural. 

Por otra parte, es bien importante, que aprendan a reconocer los sabores de la tierra con sus tradicionales platos típicos que varían según la región del país, pero del disfrute de todos. Qué mejor que se coman una bandeja paisa en cambio de una hamburguesa con papas. O una lechona tolimense en lugar de unas costillitas de puerco, que también son deliciosas por cierto. Un ajiaco Santafereño, un sancocho, mute santandereano, un delicioso tamal etc.  La variedad es ampliamente deliciosa. 

Enseñar a tu hijo a disfrutar de un delicioso café colombiano con su inconfundible bouquet, famoso en el mundo entero. Exquisito aroma y sabor  exportado para el deleite de la humanidad. Y qué mejor que tu hijo sienta orgullo de que este producto tan apetecido provenga de la tierra que les dio vida a sus padres y ancestros. El que sepan del gran  trabajo de esos cultivadores que durante largas jornadas cuidan el progreso de  su tesoro aromatizado, además reconocer su gran esfuerzo y constancia  para llevarlo a todas partes del mundo  con el reconocimiento y exaltación de los mejores expertos. 

Hablarles de la música colombiana de todos los tiempos. No solo deben aprender acerca de música colombiana moderna sino del folclor nacional, de sus hermosos  trajes típicos usados en los bailes tradicionales de cada región de Colombia. También, acerca de la gran diversidad de festivales culturales como el Carnaval de Barranquilla-Atlántico,   Carnaval de Blancos y Negros en Pasto-Nariño. Carnaval Internacional de Música en Cartagena-Bolívar, La Feria de Cali-Valle del Cauca, Festival del Corrido Llanero Puerto Carreño – Vichada, Festival de la Canción Llanera en Villavicencio – Meta, Festival Internacional de la Leyenda Vallenato de Valledupar, Festival de Interpretes de la Canción Mono Núñez en Ginebra – Valle, Fiestas del San Pedro y Festival del Bunde Tolimense en el  Espinal – Tolima, Festival Internacional de Jazz de Villa de Leyva, Festival Nacional del Porro en San Pelayo – Montería, Reinado Nacional del Bambuco de Neiva – Huila. Entre otros. 

Que conozcan del gran talento artístico de su gente, pintores y escultores como el gran Fernando Botero, David Manzur, Enrique Grau, Edgar Negret por mencionar algunos. Escritores como nuestro gran nobel Gabriel García Márquez, Juan Esteban Constain, Daniel Ferreira. Bailarines de la talla de Fernando Montaño, actores como John  Leguizamo y Sofía Vergara  que han conquistado Hollywood y un sinfín de personajes que llenan de orgullo el corazón de cualquier colombiano. 

Pero sobre todo debemos enseñarles a nuestros hijos el por que principalmente el colombiano se destaca en el mundo,  su gran carisma y amor con el que trata a la gente y como los acoge como parte de su familia. Si te ganas el corazón de ellos, te ganas el de toda su familia.  Amigueros, fraternos y alegres es como la gran mayoría de las personas describen a nuestra gente.  

Por otro lado, ya que la gran mayoría de  los colombianos que viven en el exterior sueñan con tener un pedazo de tierra en su país para algún día poder retirarse y regresar al lugar que los vio nacer, o por qué no,  pasar largas temporadas vacacionales durante los inviernos. Es importante que sus hijos estén familiarizados con el país. con el fin de que en sus visitas a Colombia  puedan ser disfrutadas al máximo por ellos.  El considerar  invertir  en el país es un punto bien importante para tener en cuenta, aprovechar las grandes ayudas e incentivos económicos que brinda el gobierno para los inversores colombianos que viven en el exterior. Hacerse  a un hogar en Colombia, al que podamos volver siempre y disfrutar de la gran diversidad climática y paisajística. 

Existen una gran cantidad de alternativas si tenemos esto en mente, proyectos en pre-construcción  o ya terminados, que podrían lucir bien interesantes para cumplir este gran sueño y lo mejor de todo,  más simple de lo que podemos imaginar.  Que lindo sería poder dejar una buena herencia a nuestros hijos y mejor aún dentro de Colombia. 

Escrito por: Mónica Sanabria