Dejar a los seres queridos, adaptarse a la cultura, lidiar con el clima, el idioma y hasta las nuevas leyes, son retos implícitos en la aventura de vivir en un país extranjero. ¡Emigrar puede ser abrumador! Pero siempre es más fácil si se siguen los consejos de quienes ya pasaron por el mismo camino. El Seguro Social en los Estados Unidos es uno de los temas más importantes para los colombianos migrantes en dicho país; ¿qué es y con qué se come? Aquí te contamos cuáles son las claves principales para comprenderlo.

Clave #1: ¿Qué es el Seguro Social en los Estados Unidos?

Es un programa gubernamental de beneficios económicos que se estableció en los años 30 para brindar apoyo económico a los ciudadanos y los residentes permanentes, así como a sus familiares, en su jubilación o al quedar inhabilitados para trabajar. Sus fondos se recaudan por medio del pago de un impuesto a la seguridad social que deben pagar tanto los empresarios como los empleados del país. De acuerdo con datos oficiales recientes, cerca de 167 millones de personas trabajan y pagan impuestos de Seguro Social en los Estados Unidos y alrededor de 59 millones de personas reciben sus beneficios mensuales.

Clave #2: La importancia del Seguro Social en los Estados Unidos

Tanto los ciudadanos de los Estados Unidos como los residentes permanentes o portadores de Green Card deben tener un número de seguridad social, pues por medio de él se registran los ingresos de sus trabajadores y la cuenta de sus beneficios una vez empiecen a recibirlos. Este documento es tan importante que se utiliza como medio de identificación en el país y como número de identificación tributaria para la mayoría de personas naturales.

(Lee también: Robo de identidad y fraude de cuentas, dos delitos de los cuales puedes ser víctima)

Clave #3: Comprender el sistema de créditos

Cada persona habilitada para trabajar en los Estados unidos debe pagar un impuesto al Seguro Social; parte de ese dinero se utiliza para pagar a las personas que ya están recibiendo beneficios en ese momento y otro porcentaje lo guarda el Gobierno Federal en un fondo de fideicomiso. Así, mientras los contribuyentes trabajan y pagan impuestos, también ganan créditos del Seguro Social de la siguiente manera: 1 crédito por cada $1,260 dólares de ganancias (para el 2016) y se pueden obtener hasta un máximo de 4 créditos al año.

Clave #4: Los beneficios, ¡el quid del asunto!

El Seguro Social en los Estados Unidos brinda a las personas que tengan derecho tres clases de beneficios:

  • Beneficios por jubilación: pueden empezar a cobrarse a partir de los 62 años, aunque para recibir una cantidad mayor es preciso esperar a la edad plena de jubilación (66 años en la mayoría de los casos). Hay que tener en cuenta que este programa no debe ser la única fuente de ingreso para las personas jubiladas, pues solo reemplaza el 40% de sus ingresos promedio.
  • Beneficios por incapacidad: Se otorgan cuando el contribuyente no puede trabajar debido a un padecimiento físico o mental que se espera que dure por lo menos un año o que le cause la muerte.
  • Beneficios para los sobrevivientes de trabajadores fallecidos: Estos son pagados a los viudos o viudas, hijos menores de 18 años de edad, hijos adultos incapacitados antes de los 22 años de edad o a los padres dependientes del trabajador.

Cuando comiences a recibir beneficios de Seguro Social por jubilación o incapacidad, otros miembros de tu familia también pueden tener derecho a recibir los beneficios. Por ejemplo, se pueden pagar beneficios a tu cónyuge si está a cargo de uno de tus hijos menores de 16 años o incapacitados, o es mayor de 62 años. En el caso de un divorcio, también es posible que un ex-cónyuge tenga derecho a los beneficios si cumple con determinadas condiciones.

La cantidad mensual promedio de los beneficios del Seguro Social en los Estados Unidos para los jubilados es de $1,328 dólares, mientras que la media entre las personas que reciben los beneficios por incapacidad es de $1,165 (cifras del 2015).  Es importante tener en cuenta que estas cantidades suelen no ser suficientes para mantener el nivel de vida, por lo que es importante complementar estos ingresos con ahorros propios ya sea a través de inversiones en fondos de retiro o usando los novedosos esquemas de protección familiar.

(Lee también: Beneficios por jubilación según el año de nacimiento)

Clave #5: Uniendo créditos y beneficios

Para tener derecho a los beneficios por jubilación, la mayoría de las personas necesitan 40 créditos, es decir 10 años de trabajo. En cuanto a los beneficios por incapacidad, éstos dependen de la edad del solicitante al momento de incapacitarse; usualmente se necesitan 40 créditos, 20 de los cuales se acumulan en los últimos 10 años antes de incapacitarse, sin embargo, los trabajadores más jóvenes pueden tener derecho con menos crédito:

  • Antes de los 24 años: pueden tener derecho con 6 créditos acumulados dentro de los 3 años anteriores al inicio de la incapacidad.
  • Entre los 24 y los 31 años: puede tener derecho si acumuló créditos al trabajar la mitad de los años desde que cumplió los 21 años hasta que se incapacitó, es decir que si lo hizo a los 27 años, necesita créditos por 3 años de trabajo.
  • Entre los 31 y los 42 años: deben haber acumulado 20 créditos
  • Entre los 42 y los 62+: A los 44 años deben tener 22 créditos acumulados, y estos aumentan de 2 en 2 cada 2 años hasta llegar a la edad de jubilación.

Si quieres consultar los créditos registrados a tu favor, puedes ir a la página del Social Social www.segurosocial.gov y establecer una cuenta de My Social Security para poder revisar tu estado de cuenta cuantas veces quieras.

Clave #6: Cómo se reparte el dinero recaudado por los impuestos

Cada dólar que pagas en impuestos para la Seguridad Social se gasta de esta forma:

  • 85 centavos se utilizan para pagar los beneficios mensuales de las personas jubiladas, niños de trabajadores fallecidos y cónyuges sobrevivientes.
  • 15 centavos se abonan al fondo que paga beneficios a las personas incapacitadas y sus familiares.
  • Menos de 1 centavo se utiliza para pagar los gastos administrativos de los programas.

Clave #7: ¿Quiénes deben tener un número de Seguro Social en los Estados Unidos?

Todos los ciudadanos de los Estados Unidos, residentes permanentes, inmigrantes con Green Card y extranjeros que tienen un permiso de trabajo deben contar con un número del Seguro Social. Aunque la mayoría de residentes con permiso de trabajo pueden tener derecho a los beneficios sin importar su nacionalidad, hay algunos casos en que no se les deben deducir los aportes ni obtienen beneficios, por ejemplo, con las visas de trabajador temporal H-2A.    

Quienes no sean ciudadanos americanos tienen 2 formas de obtener su número de Seguridad Social: solicitándolo en su país de origen junto con la visa de inmigrante, o personalmente en una oficina del Seguro Social, para lo cual deben probar su identidad y estado inmigratorio con autorización de trabajo. Este trámite es totalmente gratuito.

(Lee también: Números de Seguro Social para las personas que no son ciudadanas)

Clave #8: Medicare

Este es un programa de cobertura de Seguridad Social que provee atención médica a todas las personas mayores de 65 años, o a quienes se consideren discapacitadas por problemas graves de salud como insuficiencia renal y cáncer. Este programa está financiado en parte por los impuestos de la Seguridad Social, y no debe confundirse con Medicaid, un programa de cuidado de salud para personas con ingresos bajos y recursos limitados, administrado por las agencias estatales de bienestar público o de servicios sociales.

(Lee también: ¿Cuál es la diferencia entre Medicaid y Medicare?)

Clave #9: ¿Qué pasa en caso de retorno a Colombia?

Todos los trabajadores extranjeros que tengan un permiso de trabajo válido en los Estados Unidos pueden obtener créditos para las prestaciones del Seguro Social, y recibirlas posteriormente si reúnen la cantidad necesaria y cumplen con todos los requisitos. ¿Pero qué pasa cuando sales del país? Como colombiano, puedes recibir tus pagos mientras estés fuera de los Estados Unidos, a menos que estés recibiendo pagos como dependiente o sobreviviente, en cuyo caso debes cumplir con unos requisitos adicionales.

(Lee también: ¿Pensando en volver? Todo lo que necesitas saber sobre el retorno a Colombia)

Aunque inicialmente el tema pueda parecer complejo, existen varios canales oficiales que puedes usar para obtener información detallada sobre el proceso; si tienes alguna duda acerca del Seguro Social en los Estados Unidos puedes ingresar a www.segurosocial.gov o realizar tus consultas a través de su cuenta de facebook. También puedes llamar al 1-800-772-1213 o al número TTY 1-800-325-0778 si eres sordo o tienes problemas de audición, la central ofrece información telefónica automatizada las 24 horas del día y en varios idiomas: para español oprime el número 7. Adicionalmente, las embajadas de los Estados Unidos en cada país también pueden ayudarte.

Si tienes alguna experiencia sobre este tema o información que pueda ser útil a otros colombianos en el exterior, ¡déjanos un comentario! Recuerda que juntos somos más fuertes.

Enlaces recomendados:

¿Aún no tienes un seguro de vida? 5 razones para contratarlo

Guía sobre Seguridad Social y el retiro en los Estados Unidos

Descubre beneficios poco conocidos del seguro social