Seguramente a estas alturas ya todos estamos enterados de que este jueves 28 de noviembre millones de hogares en los Estados Unidos estarán con todos sus miembros alrededor de la mesa para celebrar un año más el Día de Acción de Gracias o ‘Thanksgiving’, como lo conocemos incluso en los países de habla hispana. Sin embargo, pocas veces nos hemos detenido a reflexionar en la historia de esta fecha que solo se conmemora en Estados Unidos y Canadá con un mes de diferencia. 

Para quienes comenzamos a vivir hasta hace poco en este país, el Día de Acción de Gracias constituye una celebración que simplemente reúne a las familias y los amigos en torno a una cena para agradecer por lo que se tiene. Pero para los nacidos en Estados Unidos este día también conmemora una parte importante de su historia con mensajes de unidad, aunque tampoco ha escapado a las controversias. Así que si este año estás pensando asistir a alguna cena o quieres estar enterado para participar en la conversación, te contamos los puntos básicos que tienes que saber sobre Thanksgiving.

¿Dónde nació?

Dar gracias por la cosecha de cada año es una tradición que trajeron consigo los colonos ingleses que llegaron a Estados Unidos hace más de 400 años. Aunque en otras culturas este agradecimiento se hace a las deidades veneradas en diferentes religiones, para los colonos era más importante hacer alusión a la tradición de los granjeros y su trabajo, por lo que los símbolos de esta fiesta, aún hoy, son calabazas, espantapájaros y los tonos del otoño (momento del año en que se recogía la cosecha), entre otros. 

-La tradición: Se cuenta el otoño de 1621 como el día histórico en que se celebró la primera cena de Acción de Gracias. Los colonos ingleses que habían llegado a los Estados Unidos y se habían establecido en lo que ahora es Massachussets tuvieron que soportar, un año antes, las inclemencias de un invierno al que no estaban acostumbrados. Se dice que pasaron hambre y frío y al menos la mitad de quienes llegaron a este lado del mundo fallecieron por las condiciones, por lo que en la primavera recurrieron a la ayuda de los indios Wampanoag para aprender a cosechar productos que antes no conocían, como el maíz; así como la práctica de la caza y la pesca. Debido que a este intento fue exitoso, al finalizar el otoño los colonos pudieron disfrutar de un abundante cosecha, así que organizaron un festín para celebrarlo e invitaron a los indios a sentarse con ellos a la mesa. La tradición quedó instaurada a tal nivel que, después de firmada el acta de independencia, el día fue oficializado por George Washington y declarado como un festivo oficial por el presidente Abraham Lincoln, en 1863.

-Los ingredientes infaltables: Después de saber el origen de la festividad es posible preguntarse por los ingredientes tradicionales de la cena, en los que el pavo es siempre la figura principal. La historia nos recuerda que los principales ingredientes de la celebración también provienen de aquella primera fiesta, en la que los colonos ingleses invitaron al Gran Jefe y a 90 indios de su tribu a compartir la mesa con ellos. Los indios decidieron llevar carne de ciervo y pavos para ser asada, mientras que los colonos aportaron toda la clase de granos que habían aprendido a cultivar, al igual que arándanos, que sirvieron sobre vajillas que eran nuevas para los Wampanoag. Hoy en día, además de pavo y salsa de arándanos, también encontramos pan de maíz (que más que pan es un pastel de masa de maíz), pure de papás y pie, entre otros componentes del festín. 

-La controversia: Como cualquier celebración histórica, el Día de Acción de Gracias ha sido refutado en algunos aspectos por investigadores que no confían en el rigor histórico del relato que ha sido contado a través de generaciones. La escritora Robyn Gioia fue una de las primeras en poner a prueba esta narrativa en su libro ‘El primer Acción de Gracias REAL de América’, en el que, reproduciendo una historia de un profesor suyo, Michael Gannon, cuenta que esta tradición inició porque el explorador español Pedro Menéndez de Avilés comenzó a compartir la mesa con los indios Timucua, en lo que hoy se conoce como San Agustín, en el estado de la Florida. 

Pese a esta reciente y muy poco aceptada teoría, Thanksgiving sigue siendo la celebración más importante en la temporada de fiestas en los Estados Unidos. Ahora que ya lo sabes, puedes sentarte a la mesa con la seguridad de poder abrazar una nueva tradición en tu nuevo hogar.

Artículos relacionados:

Los colombianos migrantes, claves para en el progreso del país

Los 10 factores más importantes para los colombianos en el exterior que quieren comprar vivienda en Colombia

Comentarios