Estamos viviendo una época sin precedentes en la era moderna, donde la crisis de salud causada por el Covid-19 ha generado una gran angustia en millones de personas, medidas extremas en cientos de países y una gran volatilidad en los mercados financieros y laborales.

De hecho, los expertos ya prevén una recesión mundial que puede impactar a muchos sectores de la economía por un buen tiempo. Si tenemos en cuenta que un 54% de los adultos en Estados Unidos no se encuentran preparados financieramente para enfrentar una crisis semejante y que el 78% de los trabajadores no tienen más ingresos que su salario mensual, podemos estar hablando de una crisis sin precedentes para muchas personas.

Pero no estamos aquí para generar miedo, sino ofrecer soluciones. Por lo pronto, el gobierno  de Estados Unidos está preparando el paquete de estímulo económico más grandes de su historia, y con él recursos para ayudar a aquellos que más lo necesitan.  (Síguenos en Facebook para que estés atento a las nuevas publicaciones que hagamos sobre ese tema)

Aquí te dejamos una guía oficial de información, prevención y tratamiento del coronavirus que te puede ser de mucha ayuda. 

Y también queremos compartir contigo algunos consejos para proteger tus finanzas personales en estos tiempos de virus y volatilidad:

 

  1. No entres en pánico

Este es el primer paso a tomar por una razón. El encierro, el temor y la incertidumbre –emociones perfectamente normales actualmente – pueden traer con ellas reacciones de estrés desmedido, desesperanza o ansiedad, que si no se manejan adecuadamente pueden llevarte a tomar malas decisiones financieras, perjudicar tus relaciones familiares (más ahora confinado con tu familia todo el tiempo) e incluso enfermarte, algo nada recomendable en estos momentos.   

  • Cuidado con el consumo online: Comprar ayuda a las personas a mantener la calma y la sensación de control sobre sus vidas, pero conviene racionalizar las compras al máximo (sobre todo si están a un clic de distancia) y no gastar en lo que no se necesita.
  •  No es buena idea entrar en pánico y vaciar todas las cuentas bancarias para poner el efectivo bajo el colchón. Los depósitos bancarios en Estados Unidos están asegurados por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés). Esta agencia ha publicado algunas pautas para responder las inquietudes de los consumidores financieros en estos momentos.
  • No compres de más y no acapares. No vivimos solos y debemos salir adelante juntos. Está bien abastecerse por una o dos semanas, pero piensa en los demás a la hora de comprar (sobre todo en los menos favorecidos y en los de mayor edad). 
  • ¡Cuídate! Tú siempre serás tu mejor inversión, porque nada vale más que tu salud. Ejercítate lo que puedas, come sano para fortalecer tu sistema inmune (que es el que te protege de los virus) y habla con un familiar, amigo o profesional de la salud si te sientes mal.
  1. Aprovecha la crisis para crear un plan financiero

Como dijo Warren Buffett, un tonto con un plan puede vencer a un genio que no lo tenga, y más en tiempo de crisis. La mayoría de personas que cuentan con un plan financiero se dan cuenta de que no necesitan hacer muchos cambios ante circunstancias excepcionales como las actuales. Este plan debe incluir factores como: 

  • Presupuesto para los próximos meses: Evalúa cómo cambiará tu día a día con esta crisis. Qué gastos pueden aumentar (alimentos, medicinas, actividades para niños) y cuáles pueden bajar o eliminarse (gasolina, transporte, membresías, salidas, entretenimiento o clases para los niños). También calcula cómo variarán tus ingresos, teniendo en cuenta los auxilios financieros, las horas laborales que perdiste (o que puedas reemplazar) y las rentas que puedas dejar de recibir. 
  • Ahorros disponibles y eventualidades: Son estas épocas las que nos enseñan la gran utilidad de los ahorros o de un fondo de emergencia. ¿Cuentas con ahorros para esta época? ¿Te puedes dar el lujo de no recibir salario por uno o dos meses? De los ajustes en el presupuesto, ¿puedes transferir algo para crear un colchón financiero para esos meses? En las crisis también se pueden presentar emergencias adicionales, por lo que es necesario crear un fondo que cuente con recursos en efectivo para enfrentar los gastos de por lo menos 6 meses, más si eres el único proveedor de la familia.
  • Deudas a pagar, y si puedes acceder a planes de alivio financiero.  Algunos bancos en USA y en Colombia han dado plazos de gracia para el pago de cuotas de crédito de Vivienda.  Infórmate con tu entidad bancaria de alivios por el tema de COVID-193. ¡Es hora de ahorrar!

Una gran ventaja que puede traer esta crisis es darnos ese empujón que necesitamos para eliminar gastos innecesarios y ahorrar para una meta financiera posterior. Si ahora trabajas desde casa, tu salario no ha sido alterado y tu nivel de gastos ha disminuido, este es el mejor momento para ahorrar, especialmente ante la incertidumbre laboral que se vive.

También es probable que ya no estés gastando tanto dinero en transporte, restaurantes, cine, membresías, suscripciones o eventos deportivos, o que ese auto que querías o el viaje de vacaciones ya no sean la mayor prioridad. 

Esta crisis puede ser una oportunidad para ahorrar y aprovechar a invertir bien esos recursos cuando la situación se normalice aprovechando que el precio de los activos (vivienda, acciones) va a estar bajo.

  1. Considera usar los alivios de los Bancos o refinanciar tus préstamos

Como probablemente has escuchado, la Reserva Federal ha bajado las tasas de interés e inyectado millones de dólares en el sector financiero, permitiendo aumentar la cantidad de préstamos a corto plazo que ofrecen los bancos para mantener el flujo de efectivo sin problemas. 

Esto se convierte en una oportunidad para refinanciar tus préstamos de hipoteca, tarjetas de crédito u otras deudas personales. Igualmente es importante hablar con un profesional, ya que no siempre tiene sentido refinanciar la deuda ni significa que las tasas hipotecarias necesariamente bajen. Ten en cuenta que el volumen de solicitudes de refinanciación puede ser muy alto en estos días, así que contacta con tu acreedor lo más pronto posible para conocer tus opciones.  

La crisis también permite buscar alivios financieros ofrecidos por los bancos a personas con dificultad para hacer sus pagos. Muchos de estos alivios están disponibles para clientes con buen puntaje de crédito y mediante una solicitud, así que llama a tu banco para saber qué tipo de alivio puedes obtener. 

  • ¿Es un buen momento para pedir un préstamo? En tiempos de incertidumbre, aunque las tasas de interés están en bajos históricos, pedir un préstamo puede ser algo ambivalente: una buena idea pero que genera algo de miedo.

    Aquí es importante tener claridad sobre tu realidad financiera y el propósito real del dinero. Si el préstamo te puede ayudar a cubrir la falta de ingresos o cumplir una meta financiera que ya tenías en mente antes de la crisis y lo puedes pagar sin entrar en más dificultades, puede ser una buena idea. 
  1. Prepárate si has quedado desempleado

Muchas personas han tenido una interrupción inesperada de sus ingresos y no tienen un fondo de emergencia para enfrentar la crisis. Aunque el gobierno ha aprobado ciertos gastos y mesadas para estas personas, también hay pasos más inmediatos que puedes seguir:

  • Prioriza rápidamente qué facturas vas a pagar este mes, ya que en algunos casos no será posible pagarlas todas. Muchos acreedores están ofreciendo facilidades o condonando cuotas por ahora.
  • Si tienes un buen score de crédito, puedes usar tu tarjeta de crédito para comprar o pagar lo que necesitas. Eso sí, realizar tus pagos mínimos todos los meses para proteger tu puntaje. 
  • También puedes solicitar beneficios de seguro por desempleo. Consulta las condiciones para aplicar aquí: https://www.dol.gov/general/topic/unemployment-insurance
  • Si eres o tiene en tu cuidado a un adulto mayor revisa que beneficios gubernamentales están disponibles para asistencia financiera: https://www.benefitscheckup.org/
  1. Revisa tu plan médico

Algunas pólizas médicas contienen restricciones de servicio que los usuarios no conocen en su totalidad, especialmente en circunstancias excepcionales como las actuales. Por ejemplo, hay pólizas que no cubren gastos derivados del tratamiento médico cuando se declara oficialmente una epidemia o pandemia (causas de fuerza mayor), y también traen límites en servicio de hospitalización. Aprovecha el tiempo libre para averiguar bien sobre la cobertura que tienes.

  1. ¿Invertir o no?

Es cierto que hay muy buenas oportunidades de inversión en estos momentos, pero todo buen inversor sabe que no es cuestión de lanzarse a comprar a precio de ganga solo porque los precios están por los suelos. 

  • Ante todo, no inviertas el dinero destinado a gastos corrientes (pagos, cuotas, fondo de emergencia) en inversiones a largo plazo, como la bolsa o incluso adquirir vivienda por más gangas que veas. Tu cuenta de gastos y tu cuenta de inversión tienen propósitos y pautas de uso completamente distintas.
  • Si vas a invertir en el mercado, no te dejes llevar por el FOMO (o el miedo a perder ganancias que se ven fáciles en el papel) y analiza muy bien la oportunidad de inversión. Si vas a invertir en acciones, no inviertas con el precio bajo en mente, sino pregúntate qué posibilidades tiene la empresa o sector de salir de la crisis en un futuro. ¿Qué pasa si compras una superoferta, pero la empresa quiebra? Puedes pierdes tu dinero.
    Ten en cuenta que invertir en la bolsa con el deseo de ver retornos al corto plazo es un gran error, incluida la coyuntura actual. Tienes que estar dispuesto a no ver retornos durante mucho tiempo, incluso años. 
  • Quizá el consejo más útil en cualquier estrategia de inversión es diversificar tus inversiones para no correr tanto riesgo. Si cuentas con ahorros y estabilidad puede ser el mejor momento para comprar vivienda en Colombia teniendo en cuenta la tasa de cambio súper favorable y que los precios se mantienen bajos aún.   Consulta con un experto para conocer otras posibilidades de inversión en estos momentos y hazlo sólo si lo consideras como una alternativa a largo plazo.   La inversión en bienes raíces en Colombia históricamente ha sido una inversión rentable y segura, una buena alternativa para obtener rentas para tu futuro.
  1. Adáptate a los cambios para encontrar oportunidades

Como la historia del roble y el bambú, las crisis son momentos de flexibilizar nuestra manera de pensar y adaptarnos a las condiciones impuestas, porque detrás de cada obstáculo hay una oportunidad. Si has perdido tu empleo, puede que encuentres otra manera de hacer dinero online. Si debes estar encerrado en casa, puede que hagas un curso online sobre finanzas o te acerques más a esa persona con la que tienes diferencias. Si tienes tu propia empresa, puedes cambiar tu modelo de negocio o usar la ayuda del gobierno para salir fortalecido de la crisis. 

Y por último, ten en cuenta que las cosas no van a volver a la normalidad en los próximos meses, y tampoco lo harán apenas haya una solución a la pandemia. Muchas empresas quebrarán, muchos empleos se perderán y no todo volverá a la normalidad de un día para otro. Así que paciencia y ánimo.  

Desde Viventa queremos brindarte nuestro apoyo, desearte salud, aconsejarte que hagas tu parte para que todos estemos seguros y recordarte que, como todo, esta pandemia también pasará. Es el momento de ser precavidos, inteligentes y pensar en el presente con un ojo puesto en el futuro.

Enlace recomendado:

Pandemia: salud y economía en tiempos del coronavirus

[fbcomments]