¿Crees que para comprar vivienda en Colombia solo hay una forma de financiación? El crédito hipotecario es la más común, la manera que la mayoría de nosotros conoce y una muy buena opción, pero no es la única ni necesariamente la mejor para todos. El leasing habitacional es otra alternativa con algunas características diferentes que puede tener mayores ventajas para determinados casos.
En el crédito hipotecario, como su nombre lo dice, se establece una hipoteca, tú eres el titular, pero el inmueble estará hipotecado hasta finalizar el pago de las cuotas mensuales. En el leasing habitacional, por el contrario, el banco es el titular del inmueble, tú pagas un canon de arrendamiento mensual por un tiempo determinado y al final ejerces la opción de compra por un valor previamente acordado, si así lo decides. Los dos sistemas tienen beneficios diferentes y también algunas similitudes que vale la pena explorar.

3 diferencias entre el crédito hipotecario y el leasing habitacional

  • Con el crédito hipotecario se puede financiar hasta el 70% del valor del inmueble, mientras que el leasing habitacional cubre hasta el 80%.  De acuerdo con uno de los ejecutivos de Viventa, “es una excelente opción para clientes que tienen menor presupuesto para la cuota inicial”.
  • El crédito hipotecario tiene un plazo máximo mínimo de 5 años y un plazo máximo de 20 años si se paga en pesos, o de 30 años para financiación en UVR. Estos plazos son iguales en el leasing habitacional, pero una vez terminados se ejerce la opción de compra por un valor previamente pactado con la entidad financiera; 0%, 10% 0 20%.
  • En el crédito hipotecario, como mencionamos anteriormente, tú eres el titular del inmueble, por lo cual los impuestos corren por cuenta tuya. En cambio, en el leasing habitacional el banco es el titular y por lo tanto te ahorras el pago de los mismos antes de ejercer la opción de compra. Con esta opción solo se pagan los gastos de escrituración por compraventa, no aplican gastos de hipoteca.

3 similitudes entre el crédito hipotecario y el leasing habitacional

  • Los colombianos residentes en el exterior no necesitan codeudor en ninguno de los dos casos, solo un apoderado para realizar los trámites. “La garantía de pago para el banco es la vivienda”, explican asesores de Davivienda, entidad aliada de Viventa.
  • Para solicitar el crédito hipotecario o el leasing habitacional, la mayoría de entidades financieras exigen a los colombianos en el exterior hacerlo a través de empresas autorizadas, como Viventa, de esta manera el proceso es más ágil y seguro.
  • En los dos sistemas se puede hacer el pago mediante débito automático o abono directo de la cuota a través de giros internacionales. De la misma manera, ambos permiten abonos extraordinarios en cualquier momento.

Como ves, estas dos formas de financiación están diseñadas para ajustarse a diferentes necesidades. La mejor opción depende de tu capacidad y preferencias de pago. Con Viventa recibes asesoría personalizada para estudiar detenidamente las dos opciones y calcular la cuota mensual de acuerdo a cada alternativa de financiación así sabrás bien cuál elegir.

 Enlaces recomendados: