Si alguna vez has buscado información en internet acerca de los créditos de vivienda en Colombia, seguramente has notado que en gran medida funcionan como cualquier otro crédito.

En esencia, son un préstamo que te hace una entidad financiera, y lo debes pagar a unos plazos mensuales de acuerdo con las condiciones pactadas.

Sin embargo, hay una característica que los diferencia claramente de otros productos financieros, y es su tasa de interés: ahí es donde entran en juego las famosísimas “Fija” y “UVR”. Seguramente te has preguntado, cuál de estas dos opciones es la que debes elegir a la hora de tomar un crédito hipotecario.

Es por esto, que el día de hoy te explicamos en qué se diferencian cada una para que cuando llegue el momento puedas tomar la mejor decisión.

Lee también: Leasing habitacional o crédito de vivienda: ¿Cuál es la mejor opción para tu bolsillo?

Crédito en tasa fija o UVR: ¿cuáles son las ventajas de cada uno?

Con la fija, literalmente, vas a la fija

Un crédito de vivienda con tasa fija (también conocido como “en pesos”) te permite conocer desde el principio cuál será el valor de la primera hasta la última cuota. Esta tasa, que su interés suele oscilar entre el 12 % y el 16 %, se define a partir del estudio de múltiples variables como:

  • El comportamiento del mercado y la economía del país. Los escenarios de incremento de inflación suelen venir acompañados con un incremento en las tasas de interés.
  • El estudio que haga el banco del perfil de riesgo del cliente. Esto incluye su capacidad de endeudamiento, historial de pago de deudas pasadas y consultas en centrales de riesgo.
  • El tipo de vivienda a financiar (los bancos suelen establecer diferentes tasas para viviendas tipo VIS o no VIS).
  • Las demás políticas que defina cada entidad financiera.

Este producto es para ti si…

  • Prefieres las inversiones de bajo riesgo.
  • Te gusta presupuestar tus gastos con valores exactos, no aproximados.
  • No tienes claro si tu nivel de ingresos actual crecerá a medida que avance el tiempo de pago del crédito.

También te puede interesar: 40 proyectos de apartamentos para aplicar al subsidio No VIS

UVR: la otra cara de la moneda

La sigla UVR traduce Unidad de Valor Real. De manera sencilla, se puede decir que la UVR funciona como un espejo de la inflación. Refleja su comportamiento prácticamente de forma inmediata. De esta manera, si la inflación sube, ese incremento hará que el valor de la cuota del crédito que pagues ese mismo mes sea más alto que la del anterior.

Por el contrario, si la inflación se mantiene estable, también lo hará el valor de las cuotas de crédito que pagues en el mediano plazo. 

Este efecto es el que hace que quienes optan por un crédito en UVR perciban que al inicio pagan cuotas prácticamente libres de interés, puesto que la inflación suele crecer de manera sostenida en el mediano y largo plazo. Así, la variación que hay desde el momento que tomas el crédito hasta las primeras 3 o incluso 6 cuotas será prácticamente nulo.

En este sentido, tomar un crédito de vivienda en UVR es una apuesta, cuyo riesgo puedes disminuir haciendo un análisis juicioso del momento por el que pasa la economía del país y para prever si se mantendrá estable –o no– en el mediano plazo.

Este producto es para ti si…

  • No le temes a hacer inversiones de riesgo moderado.
  • Sabes que tus ingresos van a aumentar en el mediano plazo (por ejemplo, tienes planeado recibir un aumento o cambiar de trabajo).
  • Percibes un momento de estabilidad en la economía colombiana.

¿Aún con dudas? Resolvámoslas juntos. Si deseas recibir asesoría en este tema y cualquier otro relacionado con la compra de vivienda en Colombia, contáctanos y déjanos ayudarte a cumplir tu sueño de comprar vivienda en Colombia desde el exterior.