Hay quienes dicen que la propuesta de comprar casa en pareja equivale al viejo gesto de entregar un anillo de rodillas; y aunque muchos extrañen el romanticismo de los viejos tiempos, lo cierto es los nuevos parámetros socioeconómicos están moldeando las formas en que las parejas de hoy se comprometen e invierten.

(Lee también: una historia de amor a la colombiana, un amor sin fronteras)

Muy a pesar de esa frase clásica que asegura que “el amor todo lo puede”, hay consideraciones financieras prácticas que se deben tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda en conjunto, más aún si va a ser sólo por inversión en nuestra amada Colombia o en compañía de un extranjero.  Así pues, hemos decidido dedicar esta edición de San Valentín a la inversión conjunta, y darles a los enamorados que están fuera del país, estas 5 consideraciones que deben tener en cuenta antes de comprar casa en pareja… ¡Y ojalá en Colombia!

1. Hablar de las prioridades y hábitos individuales

¿Planean volver al país?, y en el caso de estar en una relación con un extranjero, ¿contemplarían la opción de irse a vivir a Colombia o adquirir una vivienda como inversión? Es muy importante que los dos estén totalmente convencidos de querer comprar una casa en pareja y todo lo que esto implica; aquí cabe hablar sobre las deudas o planes individuales en cuanto a hijos, compra de vehículos, estudios o viajes. También es clave ser sinceros y analizar los hábitos financieros de cada uno para buscar un equilibrio entre ellos y qué se debe fortalecer o cambiar para lograr este sueño.

2. ¿Es el momento adecuado para comprar casa en pareja?

Si los dos están de acuerdo en que es una prioridad, deben revisar si cuentan con el capital inicial y la capacidad de afrontar las cuotas mensuales de un crédito hipotecario, en este caso una buena opción podría ser aprovechar las ventajas de invertir en una vivienda sobre planos que da tiempo para completar la cuota inicial o arrendar la propiedad comprada una vez sea entregada.  

3. ¿Están listos para afrontar las responsabilidades?

Comprar una casa implica encargarse de la manutención de la vivienda, gastos extras y nuevos pagos como el impuesto predial. ¿Se convertirá esto en una carga extra de estrés sobre su relación?, ¿pueden hacerlo desde el exterior -si estamos hablando de una inversión- o tienen allí a alguien de confianza que se encargue de esta tarea? También es importante desde ya definir el uso que le darán a la vivienda y qué hacer en el caso de una eventual separación si aún no están casados.  Es mejor pasar vergüenzas ahora que tener malos ratos en el futuro.

4. Evaluar los pros y contras

Una vez puestas las cartas sobre la mesa, se deben evaluar los pros y contras de la decisión.  Es importante tomarla de mutuo acuerdo, escuchando y respetando los puntos de vista de cada parte. Deben tener en cuenta que esto representa un gran paso en la construcción de un patrimonio familiar y un futuro conjunto.  

5. ¿Dónde y cuándo?

Si a la final los sueños son compartidos y han logrado encontrar un balance entre sus objetivos individuales y conjuntos, el punto final de la conversación será elegir el lugar y las fechas en que empezarán todos los trámites para comprar vivienda en pareja. En este punto es clave contar con la asesoría de personas serias y con gran experiencia en el mercado como Viventa.  ¡El “dónde! es más complejo si los dos son de distintas partes de Colombia! Y ya que cada uno va a querer invertir en su ciudad de origen, pueden estudiar la rentabilidad en cada sitio, o plantearse la posibilidad de comprar más de una vivienda, ahora o a futuro.

El ser totalmente sinceros y abiertos hará que la decisión de comprar casa en pareja afiance la relación en vez de deteriorarla. Si las ganas existen pero no es el momento financiero adecuado, tú y tu pareja pueden acordar un plan de ahorro a largo plazo que incluya grandes y pequeñas acciones; desde destinar un porcentaje de sus salarios mensuales hasta planear actividades cotidianas que no requiera un gran gasto de dinero: más películas en casa, picnics y salidas en bicicleta son algunas buenas ideas para empezar.

Si por el contrario, todo indica que el 2016 es el año perfecto para realizar una inversión conjunta y comprar casa en Colombia, estaremos encantados de ayudar a materializar ese sueño como ya lo hicimos con Cristina y Andrés en los Estados Unidos o la Familia Herrera Misas en España. ¡Solo necesitan dejar un mensaje y los contactaremos en los próximos días!

Enlaces recomendados:

6 razones para comprar en preconstrucción en Colombia en el 2016)

Conoce las razones del alza del dólar y cómo aprovecharla.