Tener una vivienda propia en Colombia, ya sea para dejar de pagar arriendo, como una forma de materializar el esfuerzo o para construir patrimonio en la tierrita, es una de las metas que más se trazan los colombianos en el exterior.

Sin embargo, uno de los mayores obstáculos para alcanzar este objetivo es no contar con todo el dinero de la cuota inicial para iniciar el proceso de compra.

Si comprar vivienda en Colombia desde el exterior es también una de tus grandes metas, pero aún no has ahorrado para la cuota inicial y no sabes cómo empezar, hoy te mostramos todas las opciones disponibles para que asumas este objetivo de manera inteligente y logres cumplir tu sueño de comprar vivienda en Colombia.

Lo que debes saber de la cuota inicial

    • La cuota inicial es la suma que debes pagar por tu cuenta a la hora de comprar una vivienda. Los bancos usualmente te prestan hasta el 70 % del monto del inmueble (o el 80% en modalidad de leasing habitacional o vivienda VIS). 
  • ¿Por qué debes pagarla? Porque les demuestra a los bancos tu capacidad de pago, voluntad de ahorro y compromiso a la hora de asumir el crédito y cuidar el inmueble, ya que tu capital también está en juego.
  • Entre mayor sea la cuota inicial, menos dinero debes pedir prestado y más cómodas serán las mensualidades del crédito, e incluso sus tasas de interés. Una buena cuota inicial también puede disminuir el costo de los seguros requeridos por el banco, y si le añades un buen historial crediticio, tendrás excelentes condiciones en tu préstamo.
  • Para los expertos, la mejor manera de conseguir una cuota inicial es a través del ahorro propio, o por medio de ayudas como cesantías o primas.
  • Lo más recomendable entonces es no endeudarte para pagarla, y más bien ajustar tus finanzas y usar otras herramientas. Tampoco es recomendable usar todo tu capital para la cuota y luego no poder pagar otros gastos iniciales como escrituras, registros, adecuaciones, mudanza, etc. 
  • Una gran noticia: tienes varias alternativas que te pueden facilitar el pago de la cuota, así como asesoría profesional para que el proceso de compra sea fácil y cómodo para ti. Sigue leyendo para conocerlas.

5 tips para ahorrar la cuota inicial de tu vivienda en Colombia

Tip # 1: Crea una meta de ahorro clara y realista

La mejor manera de ahorrar para el pago de una cuota inicial es conocer el monto exacto que realmente necesitas. Entonces, ¿qué es una cuota inicial clara y realista para ti?

Empieza por realizar un presupuesto mensual con el que puedas:

  • Establecer el monto total que necesitas para comprar una vivienda
  • Determinar el ahorro mensual para completar el 20 % o 30 % de ese monto en un tiempo determinado
  • Definir cuáles gastos mensuales debes priorizar y cuáles eliminar
  • Elegir una estrategia de ahorro
  • Cambiar hábitos financieros y hacer del ahorro una costumbre

Además de determinar un plazo y un monto realista para tu meta de ahorro, este presupuesto también te permitirá revisar tu estilo de vida, tu nivel de ahorro y saber si el tipo de casa que deseas realmente se ajusta a lo que necesitas. Y recuerda, lo mejor es que tus gastos, cuota inicial incluida, jamás sobrepasen el 30 % de tus ingresos mensuales. Esto facilitará la aprobación de tu crédito y evitará que caigas en sobreendeudamiento.  

  • En cuanto a una estrategia de ahorro, esta puede variar de acuerdo con tus ingresos y gastos. Existe la regla del 70/30, en la que el 70 % de tus ingresos van a gastos principales y el 30 % va al ahorro. 
  • En la regla del 50/30/20, el 50 % de tus ingresos cubren necesidades básicas, el 30 % va a gastos prescindibles y el 20 % va para el ahorro. En estos gastos prescindibles puedes incluir algunos caprichos, así ahorrar no se convertirá en una tortura.
  • Si lo anterior es imposible, ahorra como mínimo un 10% de tus ingresos para empezar.

 

Considera el ahorro como un gasto más. Esto te puede ayudar a crear la disciplina para apartar todos los meses algo de dinero.

 

Tip #2: Elimina la deuda mala

La deuda con altos intereses hará más difícil alcanzar tus metas de ahorro, porque todo tu dinero se irá en pagarlos. Sin contar con que, entre mayores sean tus deudas, menores son las probabilidades de que te aprueben un préstamo. 

  • Abona a capital en la medida de lo posible y considera refinanciar otras deudas (tarjetas de crédito, préstamos, cuotas del auto, etc.) para recibir tasas de interés más bajas y liberar efectivo. 
  • Hay distintos métodos para pagar deudas, pero ten en cuenta que siempre vas a ahorrar más dinero si pagas primero las deudas con mayor interés.

Te puede interesar: Descubre el secreto para generar riqueza con bienes raíces

Tip # 3: Utiliza las ayudas disponibles: 

Al pensar en el ahorro para la cuota inicial, es importante conocer otras fuentes de financiamiento:

    • Primas: Para quienes trabajan en Colombia, esta prestación social se paga en junio y diciembre y corresponde al pago de 15 días por semestre laborado.
  • Pensiones voluntarias: Este ahorro voluntario es un excelente mecanismo para aquellos que no saben ahorrar, y lo puedes usar para completar una cuota inicial sin pagar penalidades por retiro.
  • Cesantías: Para quienes trabajan en Colombia, este ahorro equivale a un mes de salario por cada año laborado y se pueden destinar al pago de la cuota inicial o para abonar al préstamo de vivienda.
  • Subsidios: Este 2022 es el último año para acceder a los subsidios que el Gobierno ofrece para compra de vivienda NO VIS, disponibles para residentes en el exterior y sin límites de ingreso. Entérate cómo solicitar tu subsidio aquí y aprovecha este beneficio.  

Te recomendamos: Recibe $6 millones de pesos adicionales con subsidio de vivienda en 2022

Tip # 4: Invierte lo que vas ahorrando: 

Si tu ahorro para una cuota inicial se extiende por años, es buena idea pensar en invertirlo. Sobra decir que guardarlo bajo el colchón, o incluso en una cuenta corriente o de ahorros, no servirá de mucho, ya que el dinero va perdiendo valor con el tiempo por la inflación.

Idealmente, para guardar ahorros para una cuota inicial debes encontrar un buen balance entre flexibilidad (que puedas hacer depósitos regularmente o acceder al dinero sin complicación), estabilidad (que no haya mucho riesgo) y que obtengan algún rendimiento (o por lo menos le ganen a la inflación). 

  • Hoy en día existen opciones, tanto en USA como en Colombia, que te permiten invertir bajas sumas de dinero a corto o mediano plazo, según la timeline para tu compra de vivienda. A mayor plazo para comprarla, puedes tomar un poco más de riesgo. 
  • Entre ellas están los fondos de inversión, cuentas fiduciarias, cuentas de alto rendimiento, cuentas AFC, o incluso CDTs o CDATs a distintos plazos. 
  • También es importante automatizar el ahorro, para que el dinero que antes usabas para compras innecesarias o compulsivas se canalice a tu meta de ahorro. Decide cuánto quieres ahorrar al mes y programa el envío de dinero a una cuenta exclusiva para el ahorro (idealmente apenas recibas el dinero, no después).
  • Existen apps como Mint, SaveUp, Qapital o Fintonic que te premian por ahorrar o redondean las compras al dólar más cercano y destinan el cambio que sobra al ahorro. 

Tip # 5: Compra sobre planos 

La compra sobre planos ofrece un sinfín de ventajas, y poder diferir el pago de la cuota inicial a diferentes plazos, y sin intereses, es una de ellas. 

De esta manera puedes invertir en proyectos inmobiliarios con grandes perspectivas de valorización sin contar con la cuota inicial. Solo necesitas el 5 % o menos del valor del inmueble para separarlo y la constructora te permite pagar el resto de la cuota inicial hasta en 36 meses, mientras se termina de construir el proyecto. Conoce más sobre la compra sobre planos aquí.

Esto quiere decir que con disciplina y un plan de ahorro que nosotros te ayudamos a diseñar, será mucho más sencillo reunir el dinero de la cuota inicial y realizar tu sueño de invertir en vivienda en Colombia. Es importante aclarar que la compra sobre planos se debe hacer con constructoras y bancos con experiencia y reputación.

Así que, en resumen:

  • Antes de ahorrar, calcula cuánto vas a necesitar y ponte un plazo razonable. No te metas en deudas imposibles de pagar que van a terminar afectando tu salud, tranquilidad e historial de crédito
  • Si tienes deudas pendientes, salda primero la que tenga el interés más alto
  • Invierte lo que vas ahorrando: los fondos de inversión o CDT son una buena opción
  • Usa las palancas de financiamiento disponibles, y aprovecha la asesoría de expertos para facilitar el proceso. ¡No tienes que hacerlo solo!
  • Considera la compra sobre planos
  • En una compra tan grande, una diferencia de un punto porcentual en las condiciones puede cambiar completamente tu pago final. Nosotros te ayudamos a comparar precios y condiciones y encontrar el mejor crédito que complemente tu ahorro.
  • Por último, usa esta oportunidad para desarrollar una mentalidad de ahorro y permitir que tus finanzas se conviertan en un aliado para alcanzar sueños, no en un obstáculo. ¡Siempre es posible ahorrar!

Cuéntanos tus metas de ahorro

Nosotros te ayudamos a cumplirlas. Si quieres ahorrar para una cuota inicial, acceder a crédito y conocer los mejores proyectos inmobiliarios para comprar vivienda en Colombia, Viventa está para ayudarte. Consulta con uno de nuestros expertos y resuelve todas tus dudas.