El abanico de oportunidades de negocios en Colombia es cada vez más grande  para los colombianos residentes en el exterior, cada vez más interesados en invertir en su país de origen gracias a las buenas perspectivas de crecimiento y las inmensas facilidades que encuentran.

Esto hace que la figura del apoderado cobre una gran importancia. No solo es un requisito obligatorio exigido por las entidades bancarias para tramitar un crédito desde el exterior, sino que este representante se convierte en los “ojos y oídos” de los colombianos que no pueden viajar al país para estar al frente del proceso.

Esto es especialmente cierto en la compra de vivienda, un paso muy importante que requiere la mayor seriedad y supervisión. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para que elijas a tu apoderado y puedas cerrar la compra de tu vivienda en Colombia sin contratiempos.  

¿Qué es un apoderado?

Un apoderado es alguien que tiene el derecho legal para actuar en tu nombre. Esto se puede dar en situaciones en las que estás limitado físicamente para atender personalmente algunos asuntos, ya sea cumplir con una diligencia jurídica o cerrar un negocio. Puedes elegir un apoderado no solo cuando te encuentras por fuera del país, sino cuando estás enfermo o si por tu edad no puedes moverte con facilidad, entre otras razones.

¿Cómo elijo un apoderado?

Un apoderado se elige mediante un documento legal llamado poder, en el que autorizas por escrito a otra persona para que actúe en tu nombre. La persona que recibe la autorización es el apoderado, y quien la confiere es llamado el poderdante. Este documento es muy importante, ya que en él quedará explicado el alcance que tiene el apoderado, así que debes ser muy claro sobre el poder que le vas a otorgar.

¿Cualquier persona puede ser un apoderado?

El requisito básico que debe tener un apoderado es ser mayor de edad y contar con plena capacidad mental.  Obviamente debes ser muy cuidadoso al elegir un apoderado, ya que esta persona te estará representando ante las entidades jurídicas, financieras (y la  constructora durante el proceso de compra de un inmueble) y, una vez firmado el poder, no hay vuelta atrás. Elige alguien de entera confianza, preferiblemente residente en el país, con disponibilidad de tiempo y con experiencia en el tema.

¿Cómo se redacta y se legaliza este poder?

Existen dos poderes de representación: el poder general y el poder especial. Para la compra de un inmueble usualmente se utiliza el poder especial, ya que en él se faculta al apoderado para actuar en nombre del poderdante de manera limitada y específica.

Este poder especial incluye información como:

  • la identificación de las partes
  • razones para otorgar el poder
  • facultades que adquiere el apoderado
  • descripción del bien o acto a realizar
  • firma y sello del cónsul y/o notario

Para la compra o financiación de vivienda este poder es usualmente redactado con la ayuda de la entidad financiera o la constructora e indica de manera puntual los asuntos a tratar entre al poderdante y el apoderado. Si tienes alguna duda sobre la redacción del poder, Viventa te puede dar la asesoría que necesitas si adelantas el proceso con su ayuda.

Después de redactar y firmar el poder especial, debes acercarte al consulado colombiano en tu ciudad de residencia para legalizar el documento. Aquí puedes conocer la ubicación de los consulados. Ten en cuenta que debes tener a la mano tu documento de identidad, pasaporte y el costo de la autenticación.   

Dado el caso que puedas viajar a Colombia puedes hacer el trámite directamente ante una notaría.

En los países pertenecientes al Convenio de La Haya (Estados Unidos, España, Reino Unido y Chile, entre otros) se puede llevar a cabo el proceso de notarización y posterior apostilla con alguna  entidad encargada de este oficio en cada país. Luego de este trámite el documento ya es válido en Colombia.  

Si resides en un país que no pertenece a la Convención de La Haya, es necesario un proceso de legalización que debes realizar en el Consulado o embajada de Colombia más cercano a tu lugar de residencia, para ello debes presentar el poder sin firmar y tu cédula o pasaporte vigente. Una vez en Colombia, éste tendrá que ser presentado en la oficina de legalización del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, ubicada en la Avenida 19 #98-03 de la ciudad de Bogotá, sexto piso.

Recuerda que los documentos en idioma distinto del castellano deberán ser traducidos por traductor oficial reconocido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, previo abono en el original de la firma del cónsul por la oficina de Legalizaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores. Posteriormente se legalizará la traducción del mismo.

¿Qué facultades tiene el apoderado?

 Te va a representar en todos los trámites del negocio incluidos en el poder especial, tales como:

  • Representación ante las entidades jurídicas, bancarias y la constructora
  • escrituración del inmueble
  • firma de la promesa de compraventa, escrituras y demás documentos
  • Verificación del inmueble, revisar las instalaciones y supervisar el proceso de construcción si la compra es sobre planos.

¿Y qué no puede hacer el apoderado?

  • El apoderado no tiene poder alguno sobre la propiedad que estás adquiriendo. No tiene responsabilidad financiera o patrimonial sobre el bien, así que no podrá venderlo, hipotecarlo o disponer de él más allá del poder que tú le otorgues.  
  • Tampoco te va a servir de codeudor, fiador o avalista ante el banco salvo sólo por actuar como tu apoderado.   

Después de comprar el inmueble, ¿cómo le doy fin al poder?

Puedes ponerle fin al poder especial a través de un documento anexo de revocación del mismo. De igual manera, se puede poner fin al poder especial a través de la renuncia del apoderado; esta tendrá efecto después de cinco días de presentarla ante un juzgado o notaría.  Sin embargo, ten en cuenta que el poder especial fue otorgado para la compra de una vivienda en particular, por lo que el apoderado no podría realizar otro acto que no sea conexo a esta operación por lo que usualmente no se hace necesario revocarlo o renunciar a él.

Por último, recuerda…

Viventa te ofrece una completa asesoría para que puedas crear el poder especial y legalizarlo ante las autoridades de una manera fácil. También te ofrece la guía necesaria para obtener la pre-aprobación del crédito y puedas comprar tu vivienda en Colombia, con total seguridad y a los mismos precios que en Colombia.  

 

Artículos recomendados

Esto es lo que puedes hacer si compraste un inmueble que presenta daños

No puedo seguir pagando mi hipoteca en Colombia ¿Qué puedo hacer?

Ventajas y consejos a la hora de comprar vivienda para arrendar

Comentarios