Artículo

Las gaitas y tambores colombianos que se están tomando Europa

Costumbres ancestrales, ritos, encuentro de pueblos, ritmo en la sangre… La música de gaitas y tamboras representa todo esto y mucho más. El folclor del caribe colombiano constituye una parte de nuestra identidad nacional, compuesta por elementos indígenas, africanos y europeos que nos recuerdan las mezclas e historias de las que está hecha nuestra idiosincracia. 525 años después, las nuevas generaciones se están dando a la tarea de mantener vivas estas raíces.

Para conmemorar este 12 de octubre -también conocido como el “Día de la Raza”, el “Día de la Hispanidad”, el “Día de Colón” y el “Día del encuentro de dos mundos”- hablamos con Diego Garnica, integrante de La Rueda de Madrid, un grupo de talentosos músicos y gestores culturales con un objetivo claro: dar a conocer el folclor colombiano en Europa.

(Mira también: La Rueda de Madrid presenta: Paito, leyenda viva de la Gaita Negra colombiana)

Cuéntanos el cuento; ¿cómo nació La Rueda y quiénes la conforman?

Hola amigas/os de Viventa, encantado de saludarlos y me alegra mucho que conectemos por medio de la cultura colombiana. La Rueda de Madrid nació como un punto de encuentro para compartir y tocar música del caribe colombiano. Comencé a interesarme por los tambores y la gaita colombiana en el año 2014, un día me enteré por redes sociales que un gaitero viajaba a Europa de vacaciones y traería instrumentos por encargo… Lo vi como una señal y encargué mis primeros tambores y gaitas. Teníamos intereses similares, él tenía la experiencia con maestros de la gaita del caribe y del movimiento cultural en Colombia, en mi caso, muchos años viviendo en Madrid, trabajando la parte gráfica y audiovisual de distintos proyectos. Me fui interesando paralelamente a mi trabajo en la música y todo lo que le rodeaba.

Organizamos una primera master class de tambores y gaitas y al ver el éxito de convocatoria, decidí crear la marca y seguir organizando talleres, conciertos… y poco a poco se fue conformando La Rueda de Madrid. Un año después este gaitero (David Mesa) vino a vivir a España, el proyecto ya tenía mucha más fuerza y decidimos sin pensarlo seguir rodando juntos. Actualmente la conformamos Álvaro Llerena, Darío Santodomingo, David Mesa, Diego Garnica, Jeisson Moreno, Jorge Ibañez y Shango Dely. También contamos con un equipo audiovisual y artístico multidisciplinar que ha querido ser parte de este bonito proyecto.

¿Hasta dónde ha llegado La Rueda?

Este último año hemos tenido la suerte de hacer la primera gira europea de una de las grandes maestras vivas del folclor colombiano, Nelda Piña. Ha sido un trabajo duro y gratificante poder llevar a cabo este proyecto desde cero y ver cómo se han querido sumar tantas personas que se sienten identificadas con lo que estamos haciendo. Para nosotros la mayor alegría es que sin importar si son 20 o 500 personas las que van a nuestros conciertos o a los eventos que organizamos, las sensaciones siempre son positivas, la energía en el escenario se contagia.

¿Cuál es el objetivo de La Rueda?

Dar a conocer el folclor colombiano, los tambores, las músicas del mundo con raíz,
contribuyendo al bienestar de los pueblos que preservan su identidad.

¿Cómo ha sido la acogida de La Rueda dentro de la comunidad de colombianos en el exterior y por parte de los extranjeros?

Increible… tocando hemos podido compartir nuestra música en escenarios muy variados, desde una plaza o parque donde siempre se acerca gente de distintos lugares del mundo a interesarse por el sonido de las gaitas y tambores de Colombia, hasta eventos en salas de conciertos o los organizados por la Embajada o Consulado de Colombia en los que han querido contar con nosotros para dar a conocer nuestras raíces.

¿Cómo se percibe la imagen de Colombia y de los colombianos en este momento?

Nuestra cultura en general y la música en particular viven un gran momento; no recuerdo ver tantos artistas colombianos girando por todo el mundo, esto ha ayudado a que la imagen de Colombia cada vez sea mejor. En muchos primeros contactos, al iniciar una conversación, el solo hecho de decir que eres colombiano genera una sonrisa y sensaciones positivas. En resumen, el consumo de cultura es directamente proporcional al bienestar de un pueblo.

¿Dónde estará La Rueda en 5 años?

Nuestra idea es seguir trabajando para seguir dando a conocer nuestras raíces, estamos plenamente convencidos de que la transparencia, el trabajo en equipo, la buena energía y el trabajo duro traerá cosas buenas, día a día…

¡Queremos conocer un par de anécdotas de La Rueda!

La principal creo que ha sido tener la oportunidad de compartir en Europa con maestros de Sixto Silgado “Paito” y Nelda Piña Quezada, dos maestros de vida y de la música colombiana.
Ellos dos son historias y anécdotas vivientes, de ambos hemos documentado un material hermoso que esperamos pronto salga a la luz.

(Mira también: Nelda Piña y La Rueda de Madrid en Berlín)

Al finalizar la entrevista, Diego se despide con un mensaje de La Rueda en el Día de la Raza: “que esta fecha sirva de excusa para construir puentes culturales entre distintos pueblos y personas”. Como La Rueda de Madrid, son muchos los colombianos en el exterior construyendo comunidad desde diversas perspectivas, como Los Gaiteros de San Guashington en Estados Unidos, Kolombia Kultura Itinerante en Chile, Children Change Colombia en el Reino Unido y muchos otros colectivos en diversos países del mundo.

(Lee también: ¡Mucho gusto! Somos Viventa: una empresa de y para colombianos en el exterior)

En Viventa trabajamos cada día por apoyar a nuestros compatriotas en el extranjero, ayudarlos a cumplir sus metas financieras y ofrecerles oportunidades para vivir mejor. Si estás interesado en recibir más información sobre nuestros servicios, no dudes en contactarnos. ¡Estaremos encantados de asesorarte!

Enlaces recomendados:
Precarnaval de Barranquilla en Madrid
Llevando el nombre Colombia en alto en el exterior: Kolombia Kultura Itinerante
Recomendaciones para colombianos en el exterior en caso de desastre natural

**Foto de portada, cortesía de La Rueda de Madrid.

Comentarios