Si vives en los Estados Unidos, seguramente estás familiarizado con el Seguro Social, el programa gubernamental de beneficios económicos que apoya a los ciudadanos y residentes permanentes del país y a sus familias, en caso de incapacidad o jubilación. Sus fondos se recaudan por medio de un impuesto que pagan los empresarios y empleados, nacionales y extranjeros, una cifra que rodea los 167 millones de personas. Si eres parte de este grupo es importante que sepas cuáles son tus derechos como cotizante y cómo tú y tu familia pueden aprovecharlos de la mejor forma. ¿Conoces los beneficios para cónyuges? En este artículo te contamos los puntos clave que debes tener presentes.

¿Cuándo tiene derecho el cónyuge a recibir beneficios?

En el momento en que empieces a recibir los beneficios del Seguro Social por jubilación o incapacidad, tu cónyuge también tiene derecho a recibirlos si cumple con ciertos requisitos, incluso si él o ella nunca ha trabajado bajo el Seguro Social. Esto es posible si tiene más de 62 años de edad, o a cualquier edad si tiene un hijo tuyo a su cuidado, siempre y cuando éste tenga menos de 16 años o esté incapacitado y recibiendo beneficios del Seguro Social en su registro. Tu esposo o esposa también puede tener derecho a beneficiarse de Medicare a la edad de 65 años.  

¿Cuánto puede recibir el cónyuge?

En caso de tener derecho, tu cónyuge puede recibir una cantidad equivalente hasta la mitad de tu beneficio completo; estos beneficios no disminuyen la cantidad que puedas recibir por jubilación, de hecho lo que él o ella reciba, sumado a tus beneficios, podrían ayudarte a decidir si te conviene recibir beneficios anticipadamente. Si tu esposo o esposa no ha cumplido la edad plena de jubilación y tiene derecho a recibir beneficios bajo su propio registro, esta cantidad se pagará primero. Sin embargo, si también tiene derecho a recibir una cantidad mayor bajo el registro de ganancias como cónyuge, recibirá una combinación de beneficios por una cantidad igual a la cantidad más alta.

Si tu cónyuge no ha cumplido su plena edad de jubilación y permanece trabajando mientras recibe beneficios, éstos pueden ser afectados por el límite anual de ganancias. Si él o ella comienza a recibir beneficios entre los 62 años y su plena edad de jubilación, la cantidad será reducida permanentemente por un porcentaje basado en los meses que le falten para dicha edad. Es necesario tener en cuenta que existen unos beneficios máximos de familia; este es el límite de la cantidad que el Seguro Social puede pagarle a tu familia si alguno de tus hijos o los hijos de tu cónyuge también tiene derecho a reclamar beneficios. El total varía, pero generalmente, la cantidad total que tú y tu familia pueden recibir es entre el 150 y el 180% de tu beneficio completo de jubilación.

(Lee también: ¿Cómo puedo tener derecho para los beneficios del Seguro Social como cónyuge y mis propios beneficios de jubilación?)

Beneficios para cónyuges sobrevivientes

El grupo más grande de beneficiarios de Seguro Social como sobrevivientes de un trabajador son las viudas y viudos; actualmente 5 millones de personas reciben beneficios mensuales en el registro de ganancias de trabajo del cónyuge fallecido. Los escenarios son diferentes para cada caso:

  • Los cónyuges sobrevivientes pueden recibir beneficios reducidos a los 60 años o beneficios completos al alcanzar o superar la plena edad de jubilación.
  • Si tu viuda o viudo está incapacitado y su incapacidad comenzó antes o en los 7 años siguientes de tu fallecimiento, tiene derecho a recibir beneficios a partir de los 50 años.
  • Si él o ella tiene a cargo el cuidado de tu hijo(a) incapacitado o menor de 16 años, puede recibir beneficios a cualquier edad, siempre y cuando no se haya casado nuevamente.
  • Si tu viuda o viudo vuelve a casarse después de cumplir los 60 años (50 en caso de estar incapacitado), el matrimonio no afectará su derecho a recibir beneficios para sobrevivientes.

(Lee también: Cantidades de los beneficios de Seguro Social para el cónyuge sobreviviente de acuerdo con el año de nacimiento)

Beneficios para cónyuges divorciados

Los ex-cónyuges también pueden recibir beneficios basados en el registro de un ex-esposo(a) que tenga derecho a recibir beneficios del Seguro Social por incapacidad o jubilación. Para ello deben cumplir con con los siguientes requisitos:

  • Tener 62 años o más.
  • Haber estado casados por 10 años o más.
  • No haberse vuelto a casar o si lo han hecho, que ese otro matrimonio haya sido terminado por divorcio, muerte o anulación.
  • Si tienen derecho a un beneficio por su propio trabajo, éste debe ser menor que el beneficio que recibirían basados en el trabajo del ex-esposo(a). En el caso de tener derecho a ambos beneficios, el Seguro Social pagará una combinación de los beneficios que iguale la cantidad más alta a la que tendrían derecho.

Si cumple con los requisitos, tu ex-cónyuge puede reclamar estos beneficios aún si tú has vuelto a casarte. Si aún no has solicitado beneficios por jubilación pero tienes derecho a recibirlos, tu ex-esposo(a) podría recibir beneficios basados en tu registro si llevan al menos dos años de haberse divorciado. La cantidad de beneficios que se le pagan a tu ex-cónyuge no afecta la cantidad de beneficios que tú o tu actual esposo(a) puedan recibir.

(Lee también: Información que necesitas para solicitar beneficios de cónyuge o de cónyuge divorciado)

Beneficios para ex-cónyuges sobrevivientes

Los ex-cónyuges sobrevivientes a un trabajador que fallece podrían tener derecho a los mismos beneficios que tiene un viudo o viuda, siempre y cuando el matrimonio haya durado al menos 10 años. Sin embargo, si el ex-cónyuge tiene a su cargo a un niño menor de 16 años o que está incapacitado, hijo(a) biológico o adoptivo de la persona fallecida, no tiene que cumplir la regla de duración del matrimonio.

Si el cónyuge divorciado se vuelve a casar después de los 60 años, conserva el derecho a recibir beneficios como sobreviviente de su ex-pareja fallecida. Los beneficios que reciba el cónyuge divorciado no afectan los beneficios a los que tienen derecho los demás sobrevivientes de la persona fallecida, a no ser que tenga a su cargo al hijo del trabajador fallecido.

¿Cómo solicitar los beneficios para cónyuges?

Los beneficios para cónyuges o ex-cónyuges pueden solicitarse por internet. Esta opción no está disponible para los viudos o viudas, y cónyuges divorciados sobrevivientes, quienes deben llamar al número gratuito del Seguro Social 1-800-772-1213 (oprime 2 para español) o visitar su oficina local del Seguro Social. No es necesario fijar una cita, pero se recomienda en caso de querer reducir el tiempo de espera para solicitar los beneficios. Las personas sordas o con problema de audición pueden comunicarse al número TTY 1-800-325-0778. Quienes no vivan en los Estados Unidos o uno de sus territorios, tienen la opción de comunicarse con la oficina del Seguro Social, Embajada o Consulado de los Estados Unidos más cercano a su lugar de residencia.

¿Qué pasa si el cónyuge vive fuera de los Estados Unidos?

Si el cónyuge es ciudadano de un país del Norte, Centro o Sudamérica (a excepción de Canadá, Chile, Paraguay y Surinam), y tiene derecho a los beneficios como dependiente de un trabajador jubilado, incapacitado o fallecido, puede recibir los pagos mensuales sin necesidad de hacer visitas periódicas a los Estados Unidos siempre y cuando haya vivido  en los Estados Unidos por lo menos 5 años, dentro de los cuales tiene que haber existido la relación familiar en la que se basan los beneficios. Este requisito no aplica si la persona inicialmente tenía derecho a beneficios mensuales antes del 1ro de enero de 1985; si su esposo(a) falleció mientras estaba en el servicio militar de los Estados Unidos.

Si el cónyuge no cumple con cualquiera de estos requisitos, entonces debe visitar los Estados Unidos para poder recibir beneficios mensuales de Seguro Social, bien sea durante un mes calendario completo, o visitando el país una vez cada 30 días. Estas visitas deben comprobarse al presentarse a cualquier oficina del Seguro Social en los Estados Unidos, proveer una prueba de entrada del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) o por medio de otra documentación: declaraciones firmadas, tiquetes de avión o bus, declaración de un vecino o pariente, entre otras opciones. Para informarte sobre estas visitas más detalladamente te recomendamos visitar este artículo.

Esperamos que esta información te sea útil. Si tienes alguna experiencia que pueda servir a otros colombianos en los Estados Unidos, déjanos un comentario, ¡ayúdanos a fortalecer nuestra comunidad!

 

Enlaces recomendados:

Planificador para sobreviviente: cuánto recibirás en beneficios

Lo que necesitas saber cuando recibes beneficios por jubilación o para sobrevivientes

Seguro Social en los Estados Unidos: ¡9 claves para entenderlo y no perder los beneficios a los que puedes acceder!