¡Estos son los cinco consejos para manejar una tarjeta de crédito! La tarjeta de crédito puede llegar a ser una buena herramienta para hacer tus compras cómodamente y obtener algunos beneficios, pero, si no la usas con cuidado, podrías acabar gastando mucho más y pasar varios años pagando deudas. Sigue estos cinco consejos para que las tarjetas sean tus aliadas y no tus enemigas:

  1. Pregúntate siempre si es necesario realizar cada compra y si estás en capacidad de hacerloCon la tarjeta de crédito se siente menos el dolor de pagar, ya que se genera la ilusión de no estar gastando dinero, lo cual puede desembocar en compras sin planeación y dificultades para cubrir la deuda. Está bien usarla como sustitución del efectivo, pero si debes pagar tu mercado en varias cuotas mensuales, significa que estás comprando cosas que no están dentro de tu presupuesto, por lo tanto, trata de comprar solo aquello que sabes que puedes cancelar en la fecha de pago.
  2. Paga el total de la deuda cada mesLas tarjetas de crédito en algunos países, como en Estados Unidos, permiten realizar un pago mínimo cada mes por un tiempo muy prolongado, en otros, como en Colombia, se puede escoger el número de cuotas a diferir, hasta un máximo de 36. En ambos  casos, es mejor no confiarse abonando solo el mínimo, sino procurar pagar el saldo total para que no se acumule la deuda y evitar los intereses, de lo contrario se termina pagando por la compra más de lo que vale.
  3. Aprovecha la fecha de corteUn buen truco si debes comprar algo costoso, es hacerlo al siguiente día de la fecha de corte. De esta manera, sumas el mes completo más los días que hay entre la fecha de corte y la de pago, lo que te permite financiar la compra hasta por 50 días sin intereses.
  4. Cuidado con las promocionesComo gancho, algunas tarjetas ofrecen el primer año de compras sin intereses, pero, ¡cuidado, no te emociones con estas promociones!, ya que podrías estar comprometiendo tu capacidad de endeudamiento y terminar pagando intereses bastante altos si no has cancelado toda la deuda al finalizar el período promocional.
  5. Elige bien la mejor tarjeta para tiProcura escoger una tarjeta que no cobre comisión, tenga intereses bajos y te ofrezca otras promociones, como, por ejemplo, acumular millas o puntos. Prefiere también una tarjeta que incluya un buen seguro de viaje, con algunas lo obtienes por solo tener la tarjeta de crédito y con otras por comprar con esta tus tiquetes. Este es un excelente beneficio que te puede resultar muy útil cuando sales de casa.Si no tienes historial crediticio, una buena manera para comenzar son las tarjetas aseguradas, en las cuales, con un depósito inicial que después te devuelven, se te asigna un cupo moderado, lo que te ayudará a acostumbrarte a un manejo responsable. En Estados Unidos funcionan muy bien y, si demuestras buen comportamiento financiero, pueden ser tu puerta de entrada a créditos y tarjetas con cupos mayores.

Sigue estos consejos y haz que tu tarjeta sea realmente una comodidad y no un motivo de estrés.

“Lo ideal es usar la tarjeta de crédito como un método de conveniencia, no de endeudamiento”, afirma Carlos Enrique Oliveros, Master en Economía de la Universidad de Friburgo. Úsala para no cargar efectivo, evitar filas, no tener que utilizar el cajero o para realizar compras por medios electrónicos, pero si te estás endeudando regularmente, quiere decir que debes rediseñar tu presupuesto.

Enlaces recomendados:
Uso inteligente del dinero: https://viventa.co/si-no-estas-haciendo-esto-no-eres-inteligente-con-el-uso-de-tu-dinero/

Ahorro e inversión para un buen futuro: https://viventa.co/de-que-vas-a-vivir-cuando-seas-grande/