Los bienes raíces se han convertido en una de las alternativas preferidas por los colombianos en el exterior a la hora de invertir en el país. De hecho, son miles los que ya han comprado vivienda en Colombia, aprovechando los buenos indicadores de la economía y la cercanía que podrán tener con los suyos.  

En Viventa es nuestro objetivo facilitar el proceso de compra de vivienda en Colombia, y una de las preguntas más frecuentes que recibimos tiene que ver con los pasos a seguir después de cerrar la compra. Si estás interesado en aprovechar esta fabulosa oportunidad de inversión en tu país de origen, no dudes en aclarar todas tus dudas y contactarnos para que te podamos asesorar.

Ya compré mi vivienda, ¿ahora qué sigue?

Una vez has adquirido tu vivienda y firmado la escritura de compraventa ante el notario, es necesario seguir algunos pasos posteriores para completar con éxito el proceso:

Registra el inmueble: Muchas personas creen que el último paso de la compra es la firma de la escritura. Pero después tienes que registrarla en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos para actualizar (o iniciar) el historial del inmueble y que quede registrado como tuyo. Ellos te darán el certificado de libertad del inmueble. Si no lo haces, es muy fácil manipular el registro de propiedad de tu nueva vivienda, lo que te puede causar terribles dolores de cabeza más adelante. Este registro tiene un costo del 1% del valor total de la compra.

Guarda todos los documentos del proceso de compra: Cuando ya tengas el certificado de libertad, sácale una copia y guarda todos los contratos, formularios, paz y salvos y certificados recopilados en el proceso de compra con la escritura. También es recomendable organizar los pagos de servicios e impuestos.. Estos documentos serán muy importantes a la hora de calcular impuestos, hacer reclamos, aclarar malentendidos y al momento de un arriendo o venta posterior.  

Adquiere los seguros necesarios:  En Colombia las entidades bancarias obligan a contratar un seguro de vivienda como producto vinculado a la hipoteca. Pero, muchas personas dejan de asegurarse al terminar de pagar su hipoteca o no adquieren otros seguros que no son obligatorios al pedir el préstamo, pero que protegen la integridad económica del interesado y su familia. Entérate del cubrimiento total de tu póliza de seguro e investiga otras eventualidades que puedan requerir cobertura, como hurtos, protección contra inundaciones o incumplimiento de cánones de arrendamiento por siniestros amparados.  

Paga cumplidamente tus gastos mensuales: Probablemente ya habrás calculado todos tus gastos mensuales antes de tomar la decisión de compra, pero con los gastos adicionales puede que debas tener en cuenta otras variables. Estos gastos incluyen:

  • Administración
  • Seguros
  • Impuestos
  • Servicios públicos
  • Cobros de valorización
  • Pagos a posibles empleados o apoderados (o viajes a Colombia) y envíos de dinero
  • Aumentos en ítems correspondientes según la inflación
  • Reparaciones y arreglos

Revisa la garantía de arreglos: Debes tener claro el plazo para realizar algún tipo de reclamo de daños o defectos frente a la constructora. En Colombia no se acostumbra a usar la figura del disclosure agreement (muy utilizada en Estados Unidos), así que, si el antiguo dueño no divulgó alguna falla en el inmueble (vicios ocultos) podrías iniciar una reclamación contra él. Por su parte, las constructoras generalmente ofrecen una garantía contra daños y fallas, así que pregunta el plazo de esta garantía.

Cambia el nombre en la factura de los servicios públicos: Con el certificado de libertad puedes visitar las diferentes empresas de servicios y hacer los cambios respectivos, para que la factura llegue a tu nombre y no se presenten malentendidos o confusiones más adelante. Cuando estés inspeccionando el inmueble, es importante localizar la caja del interruptor automático y la válvula principal de agua para casos de emergencia.

Aprovecha para realizar cambios, arreglos, limpieza o inventarios: Tener la casa completamente desocupada es una gran oportunidad para llevar a cabo renovaciones, cambios o arreglos, como pintar paredes, medir ventanas, cambiar pisos o proteger todo contra niños o mascotas. También es una gran ocasión para realizar una limpieza extrema y asegurar la vivienda contra plagas. Así mismo, muchas personas aprovechan para hacer un inventario de sus pertenencias y poder asegurar sus objetos más preciados.

¿Y tu apoderado? Cabe recordar que, si no puedes llevar a cabo la compra de manera presencial, debes tener un apoderado en Colombia que te represente y verifique la legalización del proceso, el desembolso del dinero, la realización de los trámites y las buenas condiciones del inmueble. Además, si vas a arrendar o vender la vivienda, es recomendable contar con la ayuda de alguien que conozca sobre trámites, regulaciones, costumbres de negociación, pagos y mercados inmobiliarios en el país, más si tú no sabes mucho sobre el tema o no puedes viajar a Colombia frecuentemente. Si no tienes un apoderado, es recomendable contratar a un abogado que conozca el contexto inmobiliario o pedir ayuda a expertos en el tema.

Otros pasos importantes a seguir:

  • Acude al administrador y en lo posible a los vecinos para identificarte como nuevo propietario, informarte de la situación actual y facilitar un domicilio para cualquier notificación.
  • Probablemente hiciste esto antes de la firma final, pero enterarse sobre nuevos desarrollos inmobiliarios, avenidas, escuelas, parques, hospitales y centros comerciales en la zona es una gran manera de estar al tanto del precio de la propiedad, y de lo fácil o difícil que pueda ser una venta o arriendo futuro.  
  • Recuerda tener un fondo de emergencia para tu vivienda . Siempre puede haber un imprevisto que requiera de arreglo urgente.
  • Ten una estrategia de salida. A no ser que quieras adquirir el inmueble de por vida, piensa en qué momento y cómo la vas a vender..  

Si quieres invertir en Colombia en este 2019, en Viventa te ayudamos a encontrar proyectos en pre-construcción de acuerdo con tus necesidades o tramitamos ante los bancos colombianos tu crédito hipotecario para vivienda en Colombia nueva o usada.  Recuerda que como residente en el exterior, debes hacerlo con nosotros ya que ni Bancolombia ni Davivienda te atenderán directamente.

Visítanos en www.viventa.co y déjanos ayudarte.

Enlaces Recomendados

Comprar vivienda en Colombia como extranjero nunca ha sido más fácil

Conoce las ciudades más atractivas para invertir en Colombia

Lee esto si pediste tu cédula de extranjería y vives en el extranjero

 

Comentarios