Artículo

¿Comprar vivienda nueva o vivienda usada? Aprende cuál es la mejor opción de acuerdo con tus necesidades.

La búsqueda de vivienda propia es un proceso que nos llena de ilusión, pero es una decisión que no está exenta de dilemas. Entre ellos, una de las preguntas que más se plantean los colombianos en el exterior es: ¿qué compro?: ¿vivienda nueva o vivienda usada?

Para responder el interrogante, los expertos aconsejan establecer un orden de prioridades que tenga en cuenta las metas financieras familiares, el presupuesto, la capacidad de endeudamiento y la ubicación.

Aquí te mostramos 7 puntos importantes que te ayudarán a tomar la mejor decisión y a realizar la inversión correcta para ti y tu familia.

  1. Los beneficios de estrenar vivienda

Definitivamente lo nuevo es más atractivo que lo usado. Al comprar casa o apartamento, ya sea para entrega inmediata o en preventa, obtienes el lujo añadido de adquirir una vivienda nueva desde los cimientos, la cual muchas veces puedes personalizar a tu gusto, escogiendo diseños o acabados específicos que se ajusten a tu presupuesto. ¡Es como ese agradable olor de los nuevos vehículos!.

Adicionalmente, las nuevas obras evolucionan para adaptarse a las nuevas tendencias arquitectónicas, donde son muy importantes las grandes áreas sociales, la reducción de la contaminación y el ahorro de agua y luz mediante mejores diseños y materiales. Esto puede llevar a precios de mantenimiento más bajos.

          2. La facilidad de vender o rentar

Para muchos colombianos que piensan en comprar vivienda para beneficiarse de su rentabilidad o tener un sitio seguro que arrendar mientras regresan a Colombia, las cifras respaldan la compra de vivienda nueva sobre la usada. Se debe ser muy cuidadoso cuando se compra un inmueble para vivir de la renta, ya que comprar un bien usado que demande posteriores inversiones en arreglos puede hacer que el negocio no resulte tan rentable.

De acuerdo con especialistas de Camacol, la Cámara Colombiana de la Construcción:

  • Es más fácil vender o arrendar un inmueble nuevo que uno usado. La mayoría de personas que quieren comprar vivienda buscan un inmueble que no tenga más de 10 años de antigüedad. De esta manera evitan los típicos costos de desgaste por los años y pueden disfrutar de un sitio que ha sufrido poco deterioro con el tiempo. La verdad es que el desgaste de los años puede resultar bastante costoso.
  • La gran mayoría de propietarios que buscan ofrecer su bien usado en arriendo o venderlo deben llevar a cabo mejoras o remodelaciones que siempre son una inversión extra. Entre las mejoras más comunes y costosas están la pintura y el arreglo de las paredes (si es casa también se debe tener en cuenta la fachada), arreglo de la cocina y los baños (las zonas de la casa donde más se notan los años), arreglos en los pisos, conexiones eléctricas o tuberías y una limpieza general.

          3. La valorización del inmueble

De acuerdo con Camacol, el mayor crecimiento en el precio del metro cuadrado se ha dado en construcciones nuevas en zonas urbanas de las principales ciudades del país, y usualmente cuando se compra sobre planos o iniciando construcción. Ésta valorización oscila entre el 8% y el 10% anual.

(Lee también: ¿Quieres comprar casa en Colombia pero no tienes la cuota inicial completa?)

          4. La oferta en el mercado

La oferta actual de vivienda nueva es muy completa, diversa y atractiva. Según Camacol, en el país existen alrededor de 3,127 proyectos inmobiliarios con casi 111,000 unidades en oferta. De estos, un 60% está en preventa o sobre planos, modalidades de venta que ofrecen costos bastante competitivos. Muchos colombianos están dispuestos a invertir en proyectos de excelente calidad que ofrecen grandes ventajas y en zonas muy bien ubicadas.

         5. Los beneficios sociales

La construcción de vivienda está experimentando un gran empujón por parte del gobierno colombiano, el cual se propuso el ambicioso plan de ofrecer vivienda nueva propia a muchísimos hogares de medianos o bajos ingresos mediante diferentes subsidios. Programas como mi Casa Ya (subsidio a la cuota inicial), mi casa YA (subsidio a la tasa de interés) y TACS (tasa al ahorro construyendo sociedad) benefician a aquellas personas que desean comprar casa nueva.

         6. El presupuesto

Se tiende a pensar que ser el primer propietario de un inmueble nuevo conlleva más costos que comprar una vivienda usada. Sin embargo, la diferencia en precio entre un inmueble nuevo y uno usado ya no es tan grande como en otras épocas. En la economía actual, la amplia oferta de vivienda nueva hace que los precios no sean tan elevados, más aún en conjuntos con varios apartamentos y donde la administración es económica.  

Las facilidades para adquirir un crédito y pagar la cuota inicial también hacen que comprar casa nueva sea mucho más fácil que antes. Por ejemplo, para viviendas listas para la entrega existe la posibilidad de obtener un plazo de pago sobre la cuota inicial, la cual es una gran ventaja para muchos colombianos buscando comprar una vivienda nueva en Colombia.

De igual manera, si la vivienda se compra en pre-construcción existe la posibilidad de pagar la cuota en plazos mensuales y sin intereses, sin que el precio de compra cambie durante la construcción y con la posibilidad de ganar el porcentaje de valorización durante ese tiempo. Además, el precio puede ser de 15 a 30% más barato que comprar que en una lista para la entrega. Todo depende de la fase en la que hagas la adquisición y la valorización del proyecto.

(Lee también: Pide un crédito en Colombia sin morir en el intento)

         7. Amenidades y áreas sociales:

Para muchos colombianos que han emigrado a Estados Unidos, comprar un bien en el que puedan disfrutar en familia es muy importante. En este aspecto, los nuevos desarrollos urbanísticos ofrecen muchas ventajas sobre los inmuebles usados (seguridad 24 horas, zonas sociales, parques, gimnasios, etc.) que se traducen en un mejor estilo de vida y una inversión a futuro para las nuevas generaciones de la familia. Sobra decir que estos servicios valorizan el inmueble, ya que cada vez se le da mayor énfasis a la importancia del tiempo libre, el ejercicio y el tiempo con la familia para lograr una mayor salud emocional.

Independiente de si vas a comprar casa nueva o usada, es importante tener en cuenta algunos puntos importantes antes de la compra:

  • Es vital que revises el aspecto legal de tu compra en ambos casos. Si estás considerando comprar una vivienda nueva, investiga a la constructora y revisa su seriedad y reputación.
  • Analiza las opciones de financiamiento que ofrecen y las instituciones bancarias que las respaldan.
  • En caso de una vivienda usada,  es necesario que revises que el vendedor realmente sea dueño único de la propiedad o si comparte ese estatus con otras personas; además de que la casa no esté hipotecada y cumpla con todas las licencias.

Si estás interesado en recibir más información sobre los mejores proyectos de inmuebles nuevos en Colombia y las opciones de financiación, puedes llamarnos al 1-877-848-3265 o dejarnos un mensaje privado con tus datos en nuestra cuenta de facebook para que te contactemos directamente. Si tienes el sueño de tener casa propia en Colombia, ¡en Viventa queremos ayudarte a que lo hagas realidad!

 

Enlaces recomendados:

Ya no hay excusas para comprar casa en Colombia

Mi Casa Ya, subsidio para vivienda de interés en Colombia

Si estás en Canadá, Davivienda te ayuda a comprar casa en Colombia

Comentarios